Mariposas en tu taza de té


Decora las tazas de té con mariposas en 3D y si además eres de los que usan filtros de papel te servirán para evitar que el hilito se escurra dentro de la taza. Os dejamos una plantilla del dibujo de una mariposa, pero si sois muy manitas os podéis inventar la vuestra propia y no sólo de mariposas también con otros animales, flores o figuras.


Es genial para sorprender a los invitados... pero también para mimarse uno mismo cuando nadie nos ve!

El té más efectivo que los chicles para combatir el mal aliento


Preparándote para una cita, entrevista de trabajo o cena importante... imprescindible beber té para disimular la halitosis o lo comúnmente llamado "mal aliento". Además el té nos ayuda a proteger el esmalte y mejorar la salud de las encías gracias a sus agentes antiinflamatorios y antibacterianos.

El Departamento de Biología Bucal de la Universidad British Columbia de Canadá en su estudio "Efectos del Té Verde en los Compuestos Volátiles del Azufre Prensentes en el Aliento", nos explican que la causa principal de la halitosis es la aparición de compuestos volátiles de azufre en la cavidad bucal y como el té tiene propiedades desodorantes y antibacterianas es eficaz a la hora de combatir el mal olor. 

El estudio además se completa con una comparativa del té con otros productos anunciados específicamente para combatir el mal olor y resulto que el té era el que más reducía la concentración de compuestos volátiles de azufre y que el efecto duraba hasta una hora. En cambio no hacían ningún efecto ni los chicles, ni los caramelos de menta ni el aceite de semilla de perejil. Por lo tanto concluyeron que de forma temporal el té verde sí consigue evitar la putrefacción de la saliva y reducir el mal olor.

Es decir, el té nos ayuda a salir del paso hasta que se encuentre y trate el origen real que provoca la halitosis. Y si no tenéis tiempo de prepararos un té, podéis mascar las hojas de té directamente (no es tan rico, pero igual de efectivo).

AVISO: Este sábado (24 de septiembre) hay taller gratuito de "Iniciación al Té" a las 17:30 horas en nuestra tienda de la calle Río Ulla 9, apúntate gratis en iLoveTeaCompany@gmail.com indicando el número de plazas solicitadas.

¿Nos ponemos un Té?


El té es increíble no sólo por su gran variedad, propiedades, sabor y otros usos (abono para plantas, máscara para el pelo, cuidado de la piel, etc.) sino también por las recientes investigaciones que se están llevando a cabo sobre la posibilidad de producir a partir del té un material fuerte, maleable y seguro que pudiera sustituir la celulosa empelada en sectores como el textil, papelero, médico, cosmético, tecnológico e incluso para los materiales que se lanzan al espacio o usan los astronautas. 

Estudios publicados en "Proceedings of the National Academy of Sciences" indica que los microorganismos presentes en los tés fermentados serían capaces de generar una celulosa más respetuosa con el medioambiente que la que se obtiene actualmente.



En Inglaterra y Estados Unidos ya se ha usado la celulosa obtenida del té para confeccionar ropa y zapatos con apariencia de cuero. La ventaja de este material es que es biodegradable, nada tóxico y de producción sostenible. ¿A qué esperamos para vestir y beber té?


I Love Tea Company by Por Amor Al Plato


Nos han dedicado unas palabras preciosas en este post de Por Amor Al Plato además nos cuenta lo que recuerda de uno de nuestros talleres gratuitos... Es una sorpresa de vuelta muy bonita!

Podéis consultar el original en este link http://poramoralplato.blogspot.com.es/2016/09/te-moruno-helado.html

Té moruno helado

¡Hola Cocinillas!

Perdonad el parón veraniego, de hecho tenía planeado publicar esta entrada a mediados de julio pero por distintos motivos no he sido capaz de hacerlo hasta ahora y aunque no hace tanto calor como entonces espero que os siga apeteciendo un vaso de un té moruno bien helado para refrescaros. 

Si os soy sincera, la primera vez que probé esta bebida fue en forma de Nestea y más tarde me hice fan de la marca blanca de cierto supermercado que no nombraré pero que todo el mundo conoce (al menos en España). Pues bien, después de pasar una temporada en Reino Unido y adquirir el gusto por el té de verdad estos sucedáneos me saben a poco. No están mal y son refrescantes pero no son exactamente té así que el verano pasado empecé a experimentar para encontrar el mejor té helado y sinceramente, fue un fracaso. Casi siempre me salía tan amargo que tenía que echarle medio azucarero para disimular el sabor (y ni aún así lo conseguía). Así que este verano he ido a un taller en el que nos explicaron cómo hacer un té helado en condiciones sin que amargue ni se agüe.

El sitio donde se impartió este taller se llama I Love Tea Company, una tienda especializada en tés, infusiones y todos los accesorios necesarios para prepararlos. Tienen hasta galletas y pastas para acompañar el té. El taller lo impartió Victoria quien nos preparó un té negro con coco, un té rojo con frutas del bosque y un té verde moruno mientras explicaba las mejores formas para enfriarlo y algunos trucos para que no se aguara. También nos habló sobre los orígenes del té helado. En esta ocasión probamos té rojo con coco, té negro con frutos rojos y té verde moruno. Aquí os muestro algunas imágenes de la tienda y del taller y después viene la receta que ya veréis que no puede ser más sencilla.
INGREDIENTES
  • Té verde moruno (en realidad podéis utilizar té verde normal y añadir hierba buena al gusto) 
  • Hierba buena 
  • Azúcar moreno 
  • Agua 

PREPARACIÓN:
  • Primero vamos a hacer cubitos de hielo de té moruno para que después no se nos agüe el té. Es tan sencillo como poner una cucharada de té moruno y echar suficiente agua caliente (no hace falta que hierva, con que esté a 90º es suficiente) y esperar 3 minutos mientras se infusiona. Verted el té en las cubiteras, podéis esperar un poco a que se enfríe y lo ponéis en el congelador durante un par de horas. 
  • En esta ocasión infusionaremos el té en frío. Poned en el filtro una cucharada de té por cada 200 ml y verted el agua que puede estar tanto del tiempo como fría de la nevera. Lo mejor es echar el azúcar ahora para que al infusionar adquiera todos los sabores aunque también se lo podéis echar después. La cantidad depende mucho de vuestros gustos, yo le eché una cucharadita por cada cucharada de té. Podéis sustituir el azúcar moreno por cualquier edulcorante. 
  • Se puede infusionar tanto a temperatura ambiente como en la nevera, en mi caso lo hice en la nevera y lo dejé durante unos 15-20 minutos, también podéis ir probando si está lo bastante fuerte para vuestro gusto probándolo de vez en cuando. 
Lo único que queda es servir con los cubitos de hielo de té que hicimos antes y ya está listo vuestro té helado. Si tenéis hierba buena nunca viene mal poner alguna hoja para decorar. El té verde amarga al enfriar por eso es recomendable hacerlo en frío. El té negro o el rojo lo podéis hacer de forma normal y después enfriarlo metiéndolo en la nevera. No os voy a contar más truquitos para que os paséis por la tienda y preguntéis directamente, que son muy majos y siempre están dispuestos a aconsejarte.

En este caso elegí el té moruno porque incluso caliente es super refrescante así que imaginaos frío. Si queréis podéis añadir algún chorrito de alcohol, quizás para esto vendría bien un poquito de ron para que tenga sabor a mojito. Espero que os guste y que os ayude a pasar estos últimos días veraniegos y en el veranillo de San Miguel.


¡Buen provecho!

¡Ya hemos vuelto y con talleres!


Ya vuelve nuestra tetera de degustación a estar llena día tras día y nuestro calendario de talleres gratuitos con fechas nuevas:

El primero de este curso será el 24 de septiembre "Taller de Iniciación al Té", octubre será el mes del "Taller de Matcha", en noviembre tendremos el "Taller Cata de Tés Verdes", diciembre el esperado "Taller Especial Navidad", en enero celebramos el Año Nuevo Chino con "Taller Ceremonia Gong Fu Cha" y en febrero publicamos nuevas fechas. Para ver los días concretos puedes ir a la pestaña de talleres o hacer clic aquí.

Todos los talleres se imparten en sábado a las 17:30 horas en nuestra tienda de la Calle Río Ulla 9 de Madrid (Metro Pueblo Nuevo) paralela a la Calle Emilio Ferrari y perpendicular a la Calle Alcalá. Son totalmente gratuitos y no hace falta traer nada, sólo enviar un mail a iLoveTeaCompany@gmail.com indicando el número de plazas que se solicita y recibir confirmación de la reserva pues el número de sillas es limitado.

Las vacaciones siempre nos parecen cortas... pero volver a veros nos da mucha alegría y nos llena de energía!

Felices Vacaciones


¡Todavía estás a tiempo de reponer té antes de que estemos de vacaciones! Tienes hasta el viernes 5 de agosto a las 20:30 horas para tener un verano lleno de Ice Tea, además podrás probar el "Té Blanco Pai Mu Tan" que tenemos en degustación. 

Y si no te da tiempo a venir en estos días.... "Keep Calm And Drink Tea" que en tres semanas estamos de vuelta!

Deseamos que también tengas unas felices vacaciones y si ya las has pasado... Disfruta de su recuerdo en cada taza de té :D

¡Nos vemos el martes 30 de agosto!



Matcha Frappé


Hoy os proponemos un delicioso y fácil de hacer Matcha Frappé... Y si utilizáis hielos de té Matcha potenciaréis el sabor.

INGREDIENTES:
  • Té Verde Matcha (5 - 10 gr.)
  • Leche animal o vegetal (una taza)
  • Hielo (mejor cubitos de té)
  • Leche condensada (opcional y al gusto)
  • Edulcorante, Stevia, Azúcar, Miel... (opcional y al gusto)
  • Nata monatada (opcional y al gusto)
PREPARACIÓN:
  1. Batir la leche, el té verde Matcha, la leche condensanda y el edulcorante elegido.
  2. Picar el hielo y añadir a la mezcla.
  3. Llenar las tazas individuales y con la batidora de leche crear espuma por la parte de arriba o decorar con nata montada.
Puedes consultar más ideas refrescanTÉS aquí y para más recetas o información del Matcha aquí.

AVISO: Este sábado 30 de julio especial taller gratuito de verano "IceTea" a las 17:30 horas en nuestra tienda de la calle Río Ulla 9 (metro Pueblo Nuevo). Apúntate gratis en iLoveTeaCompany@gmail.com

Trucos para enfriar IceTea al instante


El calor, los viajes y las visitas inesperadas hacen necesario poder enfriar el té rápidamente, por eso os dejamos estos trucos para hacer IceTea en menos de 5 minutos:

1. Enfriar con Papel Mojado
Simplemente envuelve la botella o jarra con papel (también vale una tela) empapado de agua y mételo en la nevera (no en el congelador) y en menos de 5 minutos tienes IceTea para todos. Así se distribuye mejor el frío por toda la superficie y además el papel mojado enfría antes (porque el agua es mejor conductora de la temperatura que el aire) y según la termodinámica "dos sustancias con diferentes temperaturas alcanzan el equilibrio térmico entre ellas".

2. Enfriar con Sal
Sólo necesitas un bol lleno de agua, hielo y sal. Mete la jarra o botella con IceTea y guárdalo en la nevera y en 2 minutos ¡ya está helado! (sin nevera tarda un poco más, unos 4 minutos). Esto se debe a la reacción endotérmica, la sal para disolverse en el agua necesita energía que tomará del elemento más caliente (en este caso nuestro té) dejándolo frío y al estar rodeado de hielo se enfría aún más porque el hielo también toma el calor de la botella para derretirse. 
  

3. Enfriar con Macetas
Es una forma ecológica de improvisar una nevera. Necesitarás 2 macetas de barro sin esmaltar (es necesario que el material sea poroso) de diferentes tamaños y arena. Coloca la maceta grande en la zona más fresca, más ventilada y menos húmeda de la casa/oficina (suele ser en el suelo, lejos del sol, en una zona con sombra y aire constante), llénala con arena hasta que el al introducir el tiesto más pequeño ambos bordes queden a la misma altura o en todo caso que el pequeño no sobresalga casi nada. Termina de rellenar el espacio entre ambas macetas con arena presionando para que quede lo más compacta posible y mójala muy bien pero sin encharcar (la maceta grande mejor si también se moja, pero la pequeña no debe llenarse de agua ni arena). Ahora ya puedes poner en la maceta pequeña aquello que quieras enfriar dejándolo cubierto con un paño humedecido (eso sí, igual tarda más de 5 minutos, sobretodo si has elegido macetas muy grandes). Como ya hemos dicho antes, es ciencia, en este caso el agua toma la energía del calor para evaporarse y la arena sirve de masa térmica al enfriarse con el agua. El funcionamiento es el mismo que el que usa nuestra nevera convencional.


4. Enfriar Previamente los Vasos
Es menos sorprendente que las anteriores pero no está de más contarlo aquí. Si nos da tiempo podemos poner los vasos salpicados de agua en la nevera antes de su uso y si nos ha pillado de improviso simplemente los llenamos con cubos de hielo antes de servir para que vayan enfriando las tazas (truco: si son hielos de té o fruta congelada evitará que se agüe) y en el momento de llenar con té hará que se enfríe casi inmediatamente. Más trucos para tu té aquí.


Esperamos haber aportado nuestro granito de arena para que los días de calor se pasen mucho mejor. 

Refresca tu verano con Flor de Jamaica #receTÉ


La Flor de Jamaica también conocida como Hibisco tiene un sabor intenso que queda muy bien para tomar en frío, al no tener teína ni ningún otro excitante la puedes tomar a cualquier hora del día (incluso niños) y además aporta vitamina C, previene de calambres musculares, ayuda a la digestión, activa la circulación, mantiene la piel hidratada, reduce la hipertensión, elimina el colesterol, mejora la función del hígado y limpia los riñones entre otras propiedades. Para disfrutarlo a tope os dejamos esta receta...

INGREDIENTES:

PREPARACIÓN:
  • Pon las flores de hibisco y el regaliz a infusionar en un litro de agua caliente o fría según prefieras (mira cómo aquí).
  • Añade el zumo de 2 o 5 limones y endulza al gusto (mezclar bien).
  • Déjalo enfriar en la nevera y justo antes de servir añade hielos.

SUGERENCIAS DE PRESENTACIÓN:
  • Puedes jugar con los colores y en vez de mezclar, simplemente llenas la jarra o tazas con los hielos (para más color pueden ser hielos de hibisco o trozos de fruta o gominolas de colores congeladas), llenas la mitad con zumo de limón endulzado y luego viertes despacito la infusión de hibisco y regaliz para que queden como dos capas cada una de un color.
  • También sería muy divertido crear tu propia versión de "Hibisco Ice Tea" con nuestras infusiones listas para mezclar.
¡Y a disfrutar del verano!

IceTea con Limón, Canela y Jengibre


Y cuando aprieta el calor no puede faltar un clásico de los tés fríos como el "Té Negro con Limón"... Pero si queréis sorprender podéis añadirle especias como la canela o el jengibre. Aquí nuestra versión especiada del clásico IceTea!

INGREDIENTES:
PREPARACIÓN:
  1. Prepara el té helado con el método que más te guste, recuerda añadir también la infusión de canela y la de jengibre.
  2. Endulzar al gusto.
  3. Una vez colado y frío añadir el zumo de un limón o dos.
SUGERENCIAS DE PRESENTACIÓN:
Ya podemos disfrutar del verano sin sentir casi el calor! Para más recetas podéis hacer clic aquí o aquí.

Té Helado con Frutas


Esta semana os proponemos esta refrescante bebida de té, melón, limón y lima para sobrellevar el calor. Lo podéis hacer con vuestro té favorito (recomendamos té verde o negro) y si no os gusta el melón podéis hacerlo con sandía.

Necesitaréis:
  • Agua (1 o 1,5 litros)
  • Té (10 gramos)
  • Melón (1)
  • Limón (1)
  • Lima (1)
  • Menta (para infusionar)
  • Edulcorante, azúcar, stevia, siropes, miel... (al gusto)
  • Licuadora (1)

Ahora de prepararlo:
  1. Prepara el té helado como sueles hacer (elige entre estos métodos para hacer Ice Tea) recuerda añadirle la menta al mismo tiempo para que quede ya todo hecho.
  2. Licua medio melón y añádelo al té (cuélalo si lo quieres más ligero).
  3. Exprime el limón  y media lima y mezcla con lo anterior.
  4. Si quieres que sepa más dulce puede añadir el edulcorante ahora (recuerda mezclarlo todo muy bien). Guárdalo en la nevera para que enfríe.
  5. Corta la lima en forma de rodajas y el resto del melón en cubitos, guárdalos en el congelador hasta el momento de servir para que además de decorar hagan la función de los cubitos de hielo pero sin aguarlo.
¡Con este refresco en la mano sabremos ponerle buena cara al calor!

Granizado de Té


Los granizados son ideales para apaciguar la sed a la vez que se merma la sensación de calor y si son de té, mejor que mejor!

Simplemente necesitas:
  1. Agua
  2. Té (elige tu favorito aquí)
  3. Edulcorante (azúcar, stevia, miel etc.)
  4. Hielo
Tan fácil como:
  1. Preparar el té como si fueras a hacer Ice Tea, incluso sin necesidad de calentar agua.
  2. Recuerda que es mejor endulzarlo al mismo tiempo que se infusionan las hojas de té, pero si se te ha olvidado puedes hacerlo ahora.
  3. Pica el hielo (si los cubitos de hielo son de té va a saber más intenso) y ponlo en una jarra junto al té (mejor que no esté caliente).
  4. Guárdalo en la nevera hasta el momento de servirlo (puedes añadir hojas de menta o rodajas de limón o trozos de fruta para que quede más bonito). Si entre el tiempo de preparación y el momento de servirlo es superior a 4 horas entonces se debe meter en el congelador y cada media hora o así removerlo y picarlo para que no pierda la textura de granizado.
Truco: mete también en la nevera los vasos donde vas a servir el granizado, refrescante incluso al tacto!

AVISO: "Taller Gratuito de Matcha" este sábado 25 de junio a las 17:30 horas en nuestra tienda de la calle Río Ulla 9 (metro Pueblo Nuevo). Solicita tu plaza enviando un mail a iLoveTeaCompany@gmail.com y recibirás respuesta confirmando tu reserva.


Té Helado Sin Calentar Agua


Muchos me comentáis que os gustaría tomar el té helado, pero que os da calor calentar el agua... Así que os dejo un truco para hacerlo directamente en agua sin calentar: simplemente vierte agua fría sobre las hojas de té y déjalo infusionar más tiempo que cuando el agua está caliente (entre 30 minutos a 2 horas).

Y no tengáis miedo que esta forma de hacer Ice Tea también hace que salga todo el sabor, conservando vitaminas y todas las propiedades.

CONSEJOS


- Mejor si ponemos un poquito más de té por taza que cuando se hace con agua caliente (Por ejemplo 2 gramos por cada 150 ml. de agua).

- Para saber si está listo nos podemos guiar por el color aunque lo más fácil es probar un poco y si no tiene suficiente sabor dejarlo un poco más. A modo orientativo recomendamos los siguientes tiempos máximos según las diferentes variedades de té: para el té verde 30 minutos, para el resto 1 hora (té negro, rojo, oolong) y el té blanco puede estar hasta 2 horas.

- Se puede dejar infusionando en la nevera directamente, pero entonces habrá que dajarlo un poco más de tiempo (cuanto más fría el agua más habrá que alargar el tiempo de infusionado), como máximo 10 minutos más extras para evitar que amarge.

- Si la infusión es de frutas, rooibos u otras plantas que no sean del té (Camelia Sinensis), el tiempo de infusionado se puede alargar que no va a afectar en el sabor resultante final. Por ejemplo puedes dejar infusionando el rooibos toda la noche en la nevera para al día siguiente tener té helado listo para tomar.

- Si lo quieres tomar dulce es mejor añadir el edulcorante desde el principio (junto a las hojas), aunque también se puede hacer en cualquier fase de la preparación, incluso en el último momento justo antes de beberlo.

- Se puede infusionar sin necesidad de filtros y luego colarlo pasado el tiempo recomendado y si lo hacéis con filtro mejor que sea el doble de grande que la cantidad de té puesta.

- Y si queréis darle textura podéis echar agua con gas, tónica o gaseosa (+info aquí) o una bola de helado (+info aquí)... Además podéis añadir cubitos de té para darle más frescura entre otros trucos para no aguar el té... y en el post tés de verano os recomendamos sabores que quedan muy ricos en frío!

Podéis completar este post con otras formas de preparar Ice Tea en la entrada "Tres maneras de hacer Té Helado".

El té protege al corazón


Cada vez son más las evidencias científicas que relacionan los beneficios del té y la prevención de problemas del corazón. Por ejemplo, en la investigación realizada por el Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de Warwick (UK) se estudió los efectos del té verde y también del té negro para la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares.

Para ello se formaron grupos con individuos adultos seleccionados de forma aleatoria (tanto sanos como aquellos con alto riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares) para realizarles un seguimiento durante 3 meses. A los grupos de control se les dio placebo a otros grupos se les dio té verde y a otros té negro.

Los resultados mostraron una mejora significativa en la reducción de la presión sanguínea y una disminución del colesterol en los grupos que tomaron té verde y también en los que tomaron té negro, lo que supone un efecto favorable para reducir los factores de riesgo de contraer una enfermedad cardiovascular. La positividad de estos datos dan pie a que se siga investigando con más grupos de prueba y a más largo plazo para poder extrapolar estas conclusiones.

Tea Mug Cake


Una forma interesante de sacar provecho a tus tazas de té es hacer... ¡Un "Mug Cake"! Son muy fáciles de hacer, sólo necesitas una taza, microondas y tus ingredientes preferidos. Son perfectos para acompañar nuestros momenTÉS, sobretodo cuando vienen visitas por sorpresa pues se preparan en un pispás. Nosotros os proponemos esta receta...

INGREDIENTES:

  • Harina (1/3 de taza)
  • Levadura (media cucharadita)
  • Azúcar, edulcorante o Stevia (al gusto)
  • Matcha (2-3 gr) o tu té favorito.
  • Leche animal o vegetal (1/3 o media taza)
  • Mantequilla o aceite de oliva (una cucharada)
  • Galletas María (3 o 4)

PREPARACIÓN:

  1. En una taza apta para microondas mezclamos la mantequilla derretida o el aceite con el edulcorante escogido y mientras vertemos la leche.
  2. Añadimos a través de un colador la harina, la levadura y el Matcha (si es otro té habría que preparar antes una infusión concentrada de unos 10 o 15 ml.), todo ello sin parar de remover.
  3. Ahora echamos las galletas troceadas a la combinación y mezclamos para que quede homogéneo. Listo para meter en el microondas unos 2 minutos y comprobar con la técnica del palillo que esté hecho (si al pincharlo con el palillo éste sale limpio es que ya está listo), en caso contrario poner otro minuto.
    • Si se quiere preparar para varias tazas mejor hacer la mezcla en un bol grande multiplicando las cantidades por las unidades deseadas y luego llenar cada taza dejando al menos 1/4 de taza libre (hay que tener en cuenta que aumenta de tamaño al calentarse).

SUGERENCIA DE PRESENTACIÓN:

Una vez hecho pinchar un 1/4 de galleta a modo de banderilla y si eres chocolatero no puede faltar una lluvia de pepitas de chocolate.

Hay miles de combinaciones y si entre los ingredientes está el té entonces estará doblemente ¡TÉlicioso! 

Otras recetas (algunas sin necesidad de microondas) que puedes presentar como una "Mug Cake" son: "Tiramisú de Matcha", "Tiramisú de Earl Grey", "Bizcocho de Matcha", "Flan de Té Verde" o "Natillas de Té".

De la Planta a la Taza


Hemos visto cómo el té ha pasado de ser una bebida exclusiva para el emperador de China a ser una de las bebidas más consumidas en el mundo y también cómo pequeñas variaciones en su método de cultivo y elaboración obtuvieron como resultado diferentes sabores como el té negro, té rojo, té oolong, etc. hasta llegar a los tés mezclados, de flores, frutas... Ahora os explicaremos las fases por las que tiene que pasar para que el té llegue de la planta a nuestra taza.

Pasos para la Elaboración del Té


  1. Cultivo: Desde que es plantada la semilla de la planta del té (Camelia Sinensis) recibe muchos mimos y cuidados. Necesita estar en un clima húmedo (con precipitaciones anuales entrono a 70 - 310 cm) y caluroso pero no en exceso (entre 14 y 27ºC)
  2. Recolecta: Cuando ha crecido lo suficiente se inicia la recolecta seleccionando las hojas adecuadas para cada variedad de té. Se hacen dos recolectas al año coincidiendo uno con los primero días de primavera y otro con el comienzo del verano. Y si el clima lo permite también será posible hacerlo en otoño o invierno, pero suele ser más inusual. La recolecta de té a granel sigue siendo manual porque es la única forma de garantizar que la hoja no se rompa y de escoger las de mejor calidad.
  3. Deshidratación: Terminada la recolecta los brotes se extienden en esterillas de bambú para que el sol evapore el exceso de agua (de media suelen perder más de un cuarto de su peso en agua), en días nublados se realiza en habitaciones especialmente acondicionadas. Este proceso también es importante porque es cuando las proteínas se transforman en aminoácidos libres y se libera la teína, lo cual influye en el sabor del té.
  4. Maceración: Posan las hojas de té en bandejas de bambú para amasarlas suavemente y con cuidado para no activar demasiado las encimas oxidativas. 
  5. Fermentación: Sólo para tés que necesitan de una fermenteación (tés negros, rojos o azules), para tés sin fermentar (tés verdes o blancos) se salta directamente al paso de fijación. Las hojas maceradas se dejan reposar en una habitación con ambiente controlado para que no esté ni muy húmedo ni muy seco y así la hoja pueda fermentar de forma natural (de vez en cuando las hojas son agitadas para una fermentación homogénea). Durante esta fase las hojas van perdiendo su clorofila y por tanto el color irá tornando de verde a negro y sus taninos se van transformando. Para los tés semifermentados (azules o oolong) se pasa a la fase de fijación antes de que se complete la fermentación (desde un 5% a un 70% de fermentación). 
  6. Fijación: Se añade calor para detener el proceso de fermentación iniciado en la fase de maceración (salteándolas en sartenes de hierro muy calientes, al vapor o en tambores de bambú rotativos expuestos a corrientes de aire caliente).
  7. Enrollado: Una vez terminado el proceso de fijación las hojas son enrolladas (para ayudar a liberar las esencias) en forma de vainas o bolas según el sabor deseado.
  8. Secado: Un último golpe de calor (al sol, horno, sartenes o secado al aire)  para asegurar que el producto está totalmente seco y preparado para conservarse intacto por mucho tiempo. Esta fase también va a influir en el sabor resultante, por ejemplo si se calienta mucho adquirirá un sabor tostado, y es por eso que puede haber infinidad de variedades de tés puros.
  9. Postfermentación: Este paso es sólo para aquellos tés que requieren de un envejecimiento como los tés rojos Pu-Erh (para saber más sobre su elaboración haz clic aquí) o para los que requieren de un horneado extra, asar al carbón, ahumar en una fogata hecha con maderas de pino o almacenar con flores o frutas para aromatizar.

Como podéis apreciar son las pequeñas variaciones en su elaboración las que crean los diferentes sabores resultantes, pero también es importante el modo de prepararlo para sacar el máximo provecho a su vigorosa elaboración por eso os recomendamos leer "Cómo preparar un buen Té Verde" y "El Té con todos los Sentidos".

El Té Fortalece los Huesos


El contenido de calcio, minerales y otras propiedades de la planta del té aportan una capacidad para reforzar la estructura ósea. Según un estudio realizado en colaboración con varias universidades estadounidense beber té diariamente ayuda a reducir las fracturas óseas debidas a osteoporosis y evitar la pérdida de hueso. El estudio concluye que el té y sus componentes bioactivos ayudan a mejorar la estructura ósea gracias a que aumenta la densidad mineral en los huesos e incrementa la actividad osteoblástica (que forma el hueso) por encima de la actividad osteoclástica (que lo absorbe).

Esa misma idea también fue apoyada por un estudio presentado en el "Congreso de la Sociedad Americana de Investigación Ósea y Mineral" del año pasado (octubre del 2015) donde se comunicó que tras 10 años de seguimiento a un grupo de mujeres en edad avanzada se pudo concluir que la ingesta de varias tazas de té diarias ayudaron a reducir el riesgo de rotura de hueso. En el congreso hubo estudios epidemiológicos suficientes que indican que los resultados podrían extrapolarse también a los varones.

Breve Historia del Té en China



En la antigua china se infusionaba la hoja fresca (sin fermentar) recién recogida del árbol de té y se tomaba como bebida medicinal (lo que hoy llamamos "Té Verde" y "Té Blanco"). Cuando su consumo se popularizó, las hojas se empezaron a secar para poder abastecer la demanda y también para que se pudiera consumir todo el año. La técnica de secado consistía en secar la hojas al sol y al atardecer se le daba un toque de calor seco para deshidratar completamente la hoja de té.

Con el tiempo tuvieron problemas de almacenaje y probaron a compactar las hojas, se hacía antes de que se secaran del todo para que fueran más maleables y así poder prensarlas para que ocuparan menos sitio. Al principio se compactaban varias hojas formando una especie de disco o lingote, pero más tarde probaron otras técnicas de enrollado que permitían el rizo de la hoja individual y un secado más rápido. Hoy en día la técnica de lingote es la que se conoce como "Té Rojo", pues al compactar las hojas tardaban días en secarse y favorecía la fermentación de la hoja verde.

Experimentando con diferentes formas de enrrollado y secado descubrieron que los tés semifermentados (conocidos como "Té Azul o Oolong") también tenían un sabor y texturas deliciosos. Para evitar la fermentación completa se interrumpía el proceso de calentado al vapor y las hojas eran rápidamente rociadas con agua fresca para su enfriado. Acto seguido se enrollaban las hojas para evitar que estén mucho tiempo apiladas y terminaran de fermentar.

En China, a finales de la Dinastía Tang (618 - 907 d.C.), el consumo de tés fermentados y semifermentados estaba tan extendido como el del té sin fermentar y además se consumía por puro placer y no sólo a modo de medicina. Esto demuestra que las mejoras en el proceso de elaboración del té lograron sabores diversos y deseados... Ya no sólo era importante el momento de la recolecta, también se debía poner mimo durante su proceso y para prepararlo se desarrolló la técnica del "Gong Fu Cha".

El descubrimiento del "Té Negro" no será hasta finales de la Dinastía Ming (1368 - 1644), no hay escritos de su consecución y muchos apuntan a que fue resultado de un té oolong demasiado macerado o un té verde expuesto demasiado al sol.

En china es muy común que se formen leyendas entorno a la creación de cada té si quieres aquí te contamos la "Leyenda del Té de la Luna Enamorada", "Leyenda del Té de la Diosa de la Compasión de Hierro", "Leyenda del Emperador y el Té", "Leyenda del Té del Dragón", "Leyenda del Té Rojo Pu-Erh", "Leyenda del Té Verde" y muchas más bajo la etiqueta de "Leyendas".

AVISO: Este sábado hay taller gratuito de "Cata de Tés Verdes" a las 17:30h en nuestra tienda de la calle Río Ulla 9 (metro Pueblo Nuevo - salida Emilio Ferrari). Solicita tu reserva en iLoveTeaCompany@gmail.com y te confirmamos tu plaza. Hay más talleres consulta las fechas disponibles aquí.

¿Qué tés puedo beber durante el embarazo?


¡Este domingo es el día de la madre! Les queremos dar las gracias a todas por su tesón y amor, pues cuidan de nosotros incluso durante el embarazo... Por eso esta entrada va por ellas y para que no se tengan que privar de su bebida favorita os contamos qué tés pueden tomar y cuales no se aconsejan durante el embarazo y la lactancia.

Lo primero dejar claro tres ideas fundamentales:
  1. Siempre hay que hacer caso de lo que nos diga el médico que nos lleva el seguimiento, pues cada mujer y cada embarazo es único. Y si se tiene dudas de algo mejor preguntale antes.
  2. Como todo en la vida, hay que aplicar el sentido común y la lógica y aunque sean comidas y bebidas permitidas durante el embarazo no se debe hacer un consumo excesivo de nada (teniendo especial cuidado durante el primer trimestre) y en una embarazada más de una taza de lo mismo al día sería un exceso.
  3. El té se desaconseja sólo por su contenido en teína, no por sus otras propiedades, por lo que una opción puede ser consumirlo en versión descafeinada. Hay doctores que permiten beber hasta un máximo de 200 mg. de cafeína al día (una taza de té contiene de media unos 40-50 mg.) pero por precaución se desaconseja cualquier bebida que contenga cafeína (café, té, refrescos, mate...). 
Lo segundo diferenciar que dentro de lo que comúnmente se conoce como té quedan también incluidas algunas plantas que no contienen teína y que nosotros vamos a llamar infusiones (en un artículo anterior explicábamos las diferencias entre té e infusión), pero aunque no tengan teína algunas tampoco son recomendables como la infusión de boldo, regaliz, salvia, hojas de sen, cola de caballo, perjil, comino, albahaca, orégano... ni ninguna infusión adelgazante, detox, laxante o purgativa.

¿Entonces qué infusiones se pueden consumir durante el embarazo?


Como son más las plantas que no se pueden tomar que las que sí, os vamos a dejar aquí un listado de las que se podrían tomar, siempre y cuando sea en infusión (una cucharadita por taza) y nunca más de una taza de lo mismo al día. 
¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!

Cúrcuma


El otro día viendo en la tele el programa "La Comida Reconfortante de Jamie Oliver" vimos cómo usaba la cúrcuma para cocinar y se nos ocurrió compartirlo con vosotros. Pero antes os contamos sus propiedades.

La cúrcuma también conocida como turmérico o azafrán cimarrón es originaria de la India y debido a su sabor y color no puede faltar en su gastronomía, pero también es muy utilizada en la comida hispanoaméricana y en algunas partes de Japón se bebe junto con el té.

En cuanto a sus propiedades es antifúngica, antibacteriana, antiinflamatoria, antribronquial, carminativa, antidepresiva, hepatoprotectora, reduce los niveles de estrés, aumenta la producción de serotonina, mejora el sistema inmune, ayuda a reducir la acidez de estómago y los gases, alivia los cólicos, trabaja en el drenaje del hígado, vaciado de la vesícula y la eliminación de piedras biliares, ayda al páncreas, reduce la artritis, controla la diabetes, previene enfermedades cardiovasculares, reduce el colesterol malo y los triglicéridos.

Podéis beneficiaros de sus propiedades tomándolo en infusión o añadiéndolo a vuestras recetas. A continuación os ponemos una receta sencilla de "Pollo a la Cúrcuma" y si queréis ver la receta clásica de la India os dejamos con este vídeo de "Pollo Tikka Masala por Chetna Makan" o esta otra versión de Jamie Oliver.

Ingredientes:

  • Pollo (500 gr. de pechuga deshuesada)
  • Yogur Natural 250 ml.
  • Cúrcuma molida 1 cucharadita
  • Curry molido 1 cucharadita
  • Pimienta molida 1 cucharadita
  • Cebolla 1
  • Ajo 4
  • Aceite de Oliva
  • Perejil
  • Sal

Preparación:

  • Lo primero es hacer la salsa, se añade en un bol yogur natural, una cucharadita de cúrcuma, otra de curry y otra de pimienta y se mezcla bien. Se deja reposar mientras preparamos el pollo.
  • Se cortar el pollo en dados grandes, se añade sal al gusto y dos ajos picados. Cubrir todo completamente con la salsa dejándolo marinar por al menos 2 horas en la nevera.
  • Poner aceite de oliva en una sarten y saltear a fuego medio el preparado anterior con la cebolla y los ajos restantes todo muy picadito.
  • Bajar el fuego y añadir agua hasta cubrirlo el pollo, tapar la sartén y subir el fuego hasta reducir la salsa.
  • Picar el perejil y añadirlo por encima una vez emplatado.
¡Esperamos disfrutéis mucho preparándolo y comiéndolo!

Estudios sobre los efectos beneficiosos del té en el hígado


En una entrada anterior os contábamos que el té nos mantiene sanos, hoy os contamos más en profundidad por qué ayuda a que nuestro hígado trabaje mejor. En la Universidad de Connecticut (EE. UU.) han estado realizando estudios científicos para valorar el beneficio que aporta el té a nuestro hígado y han llegado a la conclusión de que beber diariamente té verde ayuda a inhibir la absorción de lípidos intestinales y ayuda a regular la acumulación de grasa en el hígado.

Los estudios han sido realizado sólo a nivel de laboratorio pero aporta datos significativos para poder concluir que la ingesta de té verde (en dosis como de 3 a 7 tazas diarias) mejora la función hepática y ayuda a bloquear la cantidad de grasa que se depositaba en el hígado. Podéis acceder al estudio completo aquí (en inglés).

Si necesitáis saber más sobre las propiedades del té podéis hacer clic aquí o ir a la etiqueta de "propiedades".

AVISO: Este sábado 16 de abril a las 17:30 horas hay "Taller Gratuito de Matcha", podéis apuntaros enviando un mail a iLoveTeaCompany@gmail.com +info aquí.

La Belleza de las Cicatrices en el Mundo del Té


Todos hemos roto algo alguna vez en la vida... y nos ha dado mucha pena tener que tirarlo. Por eso os presentamos el "kintsugi" (金継ぎ) o "kintsukuroi" (金繕い), esta técnica japonesa consiste en reparar con oro, así no sólo conseguimos que recupere de nuevo su uso, sino que a su vez nos hace ser capaces de ver la belleza también en la reconstrucción, por eso no se trata de ocultar por dónde se ha roto, sino todo lo contrario, consiste en hacerlo más visible.

Esta forma de reparación se podría catalogar dentro de la filosofía "Wabi-Sabi" (侘寂) pues encierra la magia de ver las cicatrices como algo bonito, algo que lo hace único. Los objetos inertes parecen que cobran vida a través de los daños, transformaciones e imperfecciones que van sufriendo en su recorrido, tienen sus historias y en cierta forma su propia alma, lo que hace que tenga más valor que una pieza que nunca se haya dañado. Las anomalías y cicatrices que surgen durante el camino, es lo que construye, lo que hace que tenga una belleza que evoluciona y sobretodo lo que hace inimitable al objeto.

Para nosotros, cada vez que sale un producto de nuestra tienda sentimos que empieza su recorrido y nos encanta cuando nos enviáis fotos y vemos lo "felices" que están... sabemos que son especiales y algunos hasta se convierten en un lindo gatito de verdad como este set de gatos (je, je, je).


Dentro de la filosofía "Wabi-Sabi" se encuentran otras artes como el ikebana (arreglo floral), los jardines zen, los bonsais, los haiku (poesía breve), Honkyoku (música de los monjes zen)... y también la ceremonia del té "Chanoyu". Esta forma de pensamiento hace que nos fijemos en la belleza de las cosas cotidianas y su fugacidad, apreciar lo que nos rodea aunque aparentemente sea sencillo, rústico o imperfecto y aceptar el paso del tiempo evidenciado en su envejecimiento, pátina, desgaste o arreglo visible como algo precioso; porque nada dura, nada está completado y nada es perfecto.

Para que podáis entenderlo mejor, podemos tomar como ejemplo el crecimiento de la naturaleza que a pesar de su entropía es capaz de embelesarnos, su constante cambio crea una belleza impermanente (las olas del mar, las nubes el cielo... aparecen y desaparecen y aunque parezca que se repiten ninguna es igual a la otra) y la evidencia de su desgaste nos trasmite la serenidad que aparece con los años (los cantos rodados, el musgo de los árboles, etc.).

En el "Taller de Matcha" me gusta destacar cómo los japoneses son especialmente sensibles para ver la belleza en los movimientos cotidianos de la vida como por ejemplo en la ceremonia del té "Chanoyu" que consiste básicamente en observar a alguien preparar el té. Es una belleza impermanente que dura sólo mientras se está haciendo el ritual, ninguna cámara de vídeo será capaz de atrapar las sensaciones vividas...

Os animamos a apuntaros al siguiente taller gratuito de "Matcha", el sábado 16 de abril a las 17:30 horas en nuestra tienda de la calle Río Ulla 9 (metro Pueblo Nuevo). Son totalmente gratuitos y no hace falta que tragais nada, sólo indicarnos cuántas plazas queréis y recibir respuesta confirmando reserva. Puedes hacerlo a través de nuestras redes sociales, por email a iLoveTeaCompany@gmail.com o en el teléfono 913683839.

Mejora el sistema cognitivo con té


Volver de vacaciones o de un periodo de descanso hace que nos cueste coger la rutina, pero gracias al té esa tarea se vuelve más fácil. Componentes del té tales como la teína, las catequinas y los aminoacidos (L-teanina) nos ayudan a reactivar la mente, aumentar la atención y concentración, mejorar el sistema inmunológico, disipar la ansiedad y reducir el estrés. Es decir, con té estaremos relajados pero con energía para afrontar el día.

Un estudio realizado por la Universidad de Swinburne (Australia) que relaciona el consumo de té con la reducción del riesgo a padecer disminución cognitiva y el estado de ánimo, llegó a la conclusión de que los individuos que habían estado bebiendo té se mostraban más calmados, felices y con mayor capacidad de concentración por más tiempo. Incluso encontraron indicios significativos de mejoras en la atención visual, auditiva e intersensorial.

Además, una investigación de laboratorio conjunta de la Universidad de Singapur y el Departamento de Geriatría del Hospital Alexandra (Singapur) sugiere que el té tiene efectos protectores neurocognitivos. Durante el ensayo se controlaron dos factores (el consumo de té y el resultado de unos test cognitivos), esto mismo se volvió a evaluar una año después y se repitió la prueba dos años más tarde. Llegaron a la conclusión de que había una asociación significativa entre el total del té ingerido y un menor deterioro cognitivo (independientemente de otros factores de riesgo), por lo que el consumo regular de té podría ayudar a mantener en buen estado las funciones cognitivas.

Por otro lado, la Universidad de Bari Aldo Moro (Italia) quiso estudiar la relación del consumo de té y el retraso en el desarrollo de demencia y se concluyó que el té ayuda a aumentar la alerta mental y mejorar la actividad cognitiva. Para ello se valoraron los efectos a corto plazo en la función del cerebro pero también los efectos a largo plazo, encontrando pequeñas evidencias que indicaban que el consumo de té podría proteger contra la disminución cognitiva o la demencia. A pesar de los resultados positivos obtenidos, son demasiado limitados (se necesita ampliar los estudios y hacer periodos de seguimiento más largos) para precipitarse hacia ninguna conclusión.

En resumen, los estudios todavía están en una fase muy inicial para poder concluir que el té protege de la demencia, pero lo que sí está quedando claro es que ayuda al desarrollo cognitivo, mantenernos alerta, mejorar el aprendizaje, asimilar más información, estar concentrados pero sin estresarse ni crear ansiedad y por tanto nos ayuda a... ¡Estar contentos! Al menos a mí me haces feliz con una taza de té, je, je, je.

El té inspira arte


NOTA: Con motivo de la Semana Santa abrimos sólo hasta el miércoles 23. El lunes 28 de marzo volvemos a abrir como siempre.

Mirad que idea ha tenido esta artista de dibujar sobre bolsitas de té usadas. La autora se llama Ruby Silvious y ya lleva dos proyectos con esta técnica: "363 Days of Tea" (363 Días de Té) y "52 Weeks of Tea" (52 Semanas de Té).

Con ello sentimos la omnipresencia del arte en cualquier soporte y su capacidad de devolverle la vida a los objetos olvidados o usados. Os dejamos con algunas de sus obras...








¿Os animáis a hacerlo en Semana Santa? Y si es con niños será ¡más divertido!

De té puro a la creación de blends


La comercialización del té en hoja suelta como se hace hoy en día se inició en China durante la dinastía Song (960 - 1279 d.C.) cuando se popularizó su consumo y había que llevarlo a lugares más lejanos. Las necesidades de conservación y transporte hicieron que se secaran las hojas para que su sabor quedara intacto a pesar del paso del tiempo y fueron enrolladas para que abultaran menos.

Este proceso consistía en eliminar la humedad con calor, primero al sol, luego al vapor y finalmente con calor seco, como no había reglas la forma de hacer de cada casa de té era diferente y esto dio lugar a una infinidad de variedades de té: verde, negro, rojo, azul, blanco... Con el tiempo se dieron cuenta que también influía en el sabor del té si había otros elementos cerca como flores, frutas, etc. durante su proceso de secado, transporte y almacenaje pues el té es un potente absorbe olores (por eso es importante guardarlo en un envase que cierre muy bien y de material no poroso para la mejor conservación del té).

A partir de entonces había casas de té que se especializaron en los tés mezclados (también conocidos como blends  o aromatizados) y fueron inventando nuevas combinaciones con flores ("Té Verde Jazmín", "Té Rojo Pétalos de Rosa",etc.), frutas ("Té Rojo Frutas del Bosque", "Té Negro Piña Colada"), frutos secos, vainilla, canela y otras especias (como el "Té Negro Masala Chai" o el "Té Negro Estrella Fugaz"), hierbabuena y otras hierbas (por ejemplo el "Té Verde Moruno")... Incluso ahumados como el "Té Negro Lapsang Souchong", con arroz tostado como el "Té Verde Genmaicha" o con chocolate como el "Té Rojo Chocolate Delicatessen" (nosotros tenemos más de 100 variedades que puedes consultar en nuestro catálogo online).

Por otro lado, también se experimentó mezclando diferentes tés puros con diferentes matices (según su proceso de elaboración o tierra en la que se ha cultivado) para un buen equilibrio del sabor, cuerpo y color final, ejemplo de ellos son el "English Breakfast" o el "Irish Breakfast". Esta opción suele ser con tés negros o tés de sabores fuertes que es donde más se nota ese balance en las texturas gustativas.

Lo más importante para conseguir creaciones deliciosas es conocer muy bien las variedades y la personalidad de la hoja de té (cómo evoluciona en su viaje por los sentidos, las notas que resuenan en cada gota...), sólo entonces se sabrá con qué mezclar y en qué cantidad. Eso no quita que os animemos a experimentar y mezclar en casa... ¡Mirad que de ingredientes ponemos a vuestra disposición aquí!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...