Tres maneras de hacer ICE TEA

"Té Helado", una de las bebidas que más apetece en verano, porque apaga la sed, refresca, hay variedad de sabores y no engorda. Hay varias maneras de enfriar el té, aquí te presentamos 3 métodos:

  1. Dejando enfriar a temperatura ambiente y luego en la nevera. Atención, el té verde al enfriar puede volverse un poco amargo, si no quieres que esto pase échale azúcar, miel, stevia, sirope de arce... o lo que se te ocurra para endulzarlo antes de que enfríe.
  2. Añadiéndo cubitos de hielo al té recién hecho. Podemos evitar que el sabor se nos apague cuando el hielo comienza a derretirse cargándolo un poco más o habiendo hechos los cubitos de hielo con el té del mismo sabor. Es aconsejable este método para aquellos que toman el té verde sin endulzar, pues evita que llegue a amargar. ¡El método más rápido!
  3. Infusionando directamente en agua fría durante unas horas o toda la noche, si se quiere tomar dulce es aconsejable infusionarlo todo al mismo tiempo.
Truco: Es aconsejable poner más gramos de té de lo habitual para intensificar su sabor en frío.

Sugerencias de presentación: Servir con hojas de menta, rodajas de limón o para los muy golosos con gominolas de colores.

Extra: Mira todas las recetas que tenemos para hacer tés helados aquí o aquí. También hay recetas para hacer polos de té variados o helados de Té Verde Matcha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algo que comentar o aportar? ¡Compártelo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...