Mostrando entradas con la etiqueta Té Helado IceTea. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Té Helado IceTea. Mostrar todas las entradas

Talle de Té Helado Ice Tea


Este sábado (20 de mayo) hay taller gratuito de Ice Tea a las 17:30 horas en nuestra tienda de la calle Río Ulla 9 (metro Pueblo Nuevo).

En este taller gratuito  de "Té Helado" enseñaremos trucos para evitar aguar el té, diferentes formas de hacer Ice Tea (con agua caliente o fría), hablaremos de los beneficios de tomar té helado en verano y la historia de cómo se inventó el Ice Tea. Además, si no puedes asistir puedes consultar todo lo que necesitas saber sobre el Ice Tea bajo la etiqueta de Té Helado.

Son totalmente gratuitos y no hace falta traer nada, lo único reservar plaza pues las sillas son limitadas. Para ello sólo hay que escribir un mail a iLoveTeaCompany@gmail.com (mira las fechas disponibles para todos los talleres gratuitos haciendo clic aquí).

Los talleres se imparten en nuestra tienda de la calle Río Ulla 9 de Madrid (metro Pueblo Nuevo - salida Emilio Ferrari)Mira el mapa aquí.

Habrá más talleres de té... y lo que se nos vaya ocurriendo! Si no os queréis perder nada podéis seguirnos en las redes sociales o subscribiros a la newsletter poniendo vuestro mail aquí:
Enter your email address:


Delivered by FeedBurner

Trucos para enfriar IceTea al instante


El calor, los viajes y las visitas inesperadas hacen necesario poder enfriar el té rápidamente, por eso os dejamos estos trucos para hacer IceTea en menos de 5 minutos:

1. Enfriar con Papel Mojado
Simplemente envuelve la botella o jarra con papel (también vale una tela) empapado de agua y mételo en la nevera (no en el congelador) y en menos de 5 minutos tienes IceTea para todos. Así se distribuye mejor el frío por toda la superficie y además el papel mojado enfría antes (porque el agua es mejor conductora de la temperatura que el aire) y según la termodinámica "dos sustancias con diferentes temperaturas alcanzan el equilibrio térmico entre ellas".

2. Enfriar con Sal
Sólo necesitas un bol lleno de agua, hielo y sal. Mete la jarra o botella con IceTea y guárdalo en la nevera y en 2 minutos ¡ya está helado! (sin nevera tarda un poco más, unos 4 minutos). Esto se debe a la reacción endotérmica, la sal para disolverse en el agua necesita energía que tomará del elemento más caliente (en este caso nuestro té) dejándolo frío y al estar rodeado de hielo se enfría aún más porque el hielo también toma el calor de la botella para derretirse. 
  

3. Enfriar con Macetas
Es una forma ecológica de improvisar una nevera. Necesitarás 2 macetas de barro sin esmaltar (es necesario que el material sea poroso) de diferentes tamaños y arena. Coloca la maceta grande en la zona más fresca, más ventilada y menos húmeda de la casa/oficina (suele ser en el suelo, lejos del sol, en una zona con sombra y aire constante), llénala con arena hasta que el al introducir el tiesto más pequeño ambos bordes queden a la misma altura o en todo caso que el pequeño no sobresalga casi nada. Termina de rellenar el espacio entre ambas macetas con arena presionando para que quede lo más compacta posible y mójala muy bien pero sin encharcar (la maceta grande mejor si también se moja, pero la pequeña no debe llenarse de agua ni arena). Ahora ya puedes poner en la maceta pequeña aquello que quieras enfriar dejándolo cubierto con un paño humedecido (eso sí, igual tarda más de 5 minutos, sobretodo si has elegido macetas muy grandes). Como ya hemos dicho antes, es ciencia, en este caso el agua toma la energía del calor para evaporarse y la arena sirve de masa térmica al enfriarse con el agua. El funcionamiento es el mismo que el que usa nuestra nevera convencional.


4. Enfriar Previamente los Vasos
Es menos sorprendente que las anteriores pero no está de más contarlo aquí. Si nos da tiempo podemos poner los vasos salpicados de agua en la nevera antes de su uso y si nos ha pillado de improviso simplemente los llenamos con cubos de hielo antes de servir para que vayan enfriando las tazas (truco: si son hielos de té o fruta congelada evitará que se agüe) y en el momento de llenar con té hará que se enfríe casi inmediatamente. Más trucos para tu té aquí.


Esperamos haber aportado nuestro granito de arena para que los días de calor se pasen mucho mejor. 

Refresca tu verano con Flor de Jamaica #receTÉ


La Flor de Jamaica también conocida como Hibisco tiene un sabor intenso que queda muy bien para tomar en frío, al no tener teína ni ningún otro excitante la puedes tomar a cualquier hora del día (incluso niños) y además aporta vitamina C, previene de calambres musculares, ayuda a la digestión, activa la circulación, mantiene la piel hidratada, reduce la hipertensión, elimina el colesterol, mejora la función del hígado y limpia los riñones entre otras propiedades. Para disfrutarlo a tope os dejamos esta receta...

INGREDIENTES:

PREPARACIÓN:
  • Pon las flores de hibisco y el regaliz a infusionar en un litro de agua caliente o fría según prefieras (mira cómo aquí).
  • Añade el zumo de 2 o 5 limones y endulza al gusto (mezclar bien).
  • Déjalo enfriar en la nevera y justo antes de servir añade hielos.

SUGERENCIAS DE PRESENTACIÓN:
  • Puedes jugar con los colores y en vez de mezclar, simplemente llenas la jarra o tazas con los hielos (para más color pueden ser hielos de hibisco o trozos de fruta o gominolas de colores congeladas), llenas la mitad con zumo de limón endulzado y luego viertes despacito la infusión de hibisco y regaliz para que queden como dos capas cada una de un color.
  • También sería muy divertido crear tu propia versión de "Hibisco Ice Tea" con nuestras infusiones listas para mezclar.
¡Y a disfrutar del verano!

IceTea con Limón, Canela y Jengibre


Y cuando aprieta el calor no puede faltar un clásico de los tés fríos como el "Té Negro con Limón"... Pero si queréis sorprender podéis añadirle especias como la canela o el jengibre. Aquí nuestra versión especiada del clásico IceTea!

INGREDIENTES:
PREPARACIÓN:
  1. Prepara el té helado con el método que más te guste, recuerda añadir también la infusión de canela y la de jengibre.
  2. Endulzar al gusto.
  3. Una vez colado y frío añadir el zumo de un limón o dos.
SUGERENCIAS DE PRESENTACIÓN:
Ya podemos disfrutar del verano sin sentir casi el calor! Para más recetas podéis hacer clic aquí o aquí.

Té Helado con Frutas


Esta semana os proponemos esta refrescante bebida de té, melón, limón y lima para sobrellevar el calor. Lo podéis hacer con vuestro té favorito (recomendamos té verde o negro) y si no os gusta el melón podéis hacerlo con sandía.

Necesitaréis:
  • Agua (1 o 1,5 litros)
  • Té (10 gramos)
  • Melón (1)
  • Limón (1)
  • Lima (1)
  • Menta (para infusionar)
  • Edulcorante, azúcar, stevia, siropes, miel... (al gusto)
  • Licuadora (1)

Ahora de prepararlo:
  1. Prepara el té helado como sueles hacer (elige entre estos métodos para hacer Ice Tea) recuerda añadirle la menta al mismo tiempo para que quede ya todo hecho.
  2. Licua medio melón y añádelo al té (cuélalo si lo quieres más ligero).
  3. Exprime el limón  y media lima y mezcla con lo anterior.
  4. Si quieres que sepa más dulce puede añadir el edulcorante ahora (recuerda mezclarlo todo muy bien). Guárdalo en la nevera para que enfríe.
  5. Corta la lima en forma de rodajas y el resto del melón en cubitos, guárdalos en el congelador hasta el momento de servir para que además de decorar hagan la función de los cubitos de hielo pero sin aguarlo.
¡Con este refresco en la mano sabremos ponerle buena cara al calor!

Granizado de Té


Los granizados son ideales para apaciguar la sed a la vez que se merma la sensación de calor y si son de té, mejor que mejor!

Simplemente necesitas:
  1. Agua
  2. Té (elige tu favorito aquí)
  3. Edulcorante (azúcar, stevia, miel etc.)
  4. Hielo
Tan fácil como:
  1. Preparar el té como si fueras a hacer Ice Tea, incluso sin necesidad de calentar agua.
  2. Recuerda que es mejor endulzarlo al mismo tiempo que se infusionan las hojas de té, pero si se te ha olvidado puedes hacerlo ahora.
  3. Pica el hielo (si los cubitos de hielo son de té va a saber más intenso) y ponlo en una jarra junto al té (mejor que no esté caliente).
  4. Guárdalo en la nevera hasta el momento de servirlo (puedes añadir hojas de menta o rodajas de limón o trozos de fruta para que quede más bonito). Si entre el tiempo de preparación y el momento de servirlo es superior a 4 horas entonces se debe meter en el congelador y cada media hora o así removerlo y picarlo para que no pierda la textura de granizado.
Truco: mete también en la nevera los vasos donde vas a servir el granizado, refrescante incluso al tacto!

Té Helado Sin Calentar Agua


Muchos me comentáis que os gustaría tomar el té helado, pero que os da calor calentar el agua... Así que os dejo un truco para hacerlo directamente en agua sin calentar: simplemente vierte agua fría sobre las hojas de té y déjalo infusionar más tiempo que cuando el agua está caliente (entre 30 minutos a 2 horas).

Y no tengáis miedo que esta forma de hacer Ice Tea también hace que salga todo el sabor, conservando vitaminas y todas las propiedades.

CONSEJOS


- Mejor si ponemos un poquito más de té por taza que cuando se hace con agua caliente (Por ejemplo 2 gramos por cada 150 ml. de agua).

- Para saber si está listo nos podemos guiar por el color aunque lo más fácil es probar un poco y si no tiene suficiente sabor dejarlo un poco más. A modo orientativo recomendamos los siguientes tiempos máximos según las diferentes variedades de té: para el té verde 30 minutos, para el resto 1 hora (té negro, rojo, oolong) y el té blanco puede estar hasta 2 horas.

- Se puede dejar infusionando en la nevera directamente, pero entonces habrá que dajarlo un poco más de tiempo (cuanto más fría el agua más habrá que alargar el tiempo de infusionado), como máximo 10 minutos más extras para evitar que amarge.

- Si la infusión es de frutas, rooibos u otras plantas que no sean del té (Camelia Sinensis), el tiempo de infusionado se puede alargar que no va a afectar en el sabor resultante final. Por ejemplo puedes dejar infusionando el rooibos toda la noche en la nevera para al día siguiente tener té helado listo para tomar.

- Si lo quieres tomar dulce es mejor añadir el edulcorante desde el principio (junto a las hojas), aunque también se puede hacer en cualquier fase de la preparación, incluso en el último momento justo antes de beberlo.

- Se puede infusionar sin necesidad de filtros y luego colarlo pasado el tiempo recomendado y si lo hacéis con filtro mejor que sea el doble de grande que la cantidad de té puesta.

- Y si queréis darle textura podéis echar agua con gas, tónica o gaseosa (+info aquí) o una bola de helado (+info aquí)... Además podéis añadir cubitos de té para darle más frescura entre otros trucos para no aguar el té... y en el post tés de verano os recomendamos sabores que quedan muy ricos en frío!

Podéis completar este post con otras formas de preparar Ice Tea en la entrada "Tres maneras de hacer Té Helado".

Trucos para No Aguar el Té Helado


Preparar "Té Helado" es tan sencillo como echar cubitos de hielo a nuestro té habitual, tal y como hizo Richard Blenchyden (al que se le atribuye el mérito del Ice Tea),  pero si no nos lo vamos a tomar enseguida quizás sea interesante conocer los siguientes trucos para evitar que se nos agüe:

  1. Cubitos de hielo con el mismo sabor que nuestro "Té Helado" o al menos del ingrediente principal, por ejemplo hacer cubitos de té verde. Así al deshacerse no nos agua el té. También podéis hacer cubitos de otros sabores para darle un toque a nuestro té a medida que lo bebemos, por ejemplo cubitos de hielo de infusión menta.
  2. Congelar trozos de frutas, por ejemplo uvas, moras, frambuesas, así nos enfrían la bebida y queda más vistosa.
  3. Gominolas congeladas, hacen el mismo efecto que con las frutas, pero dan un toque más divertido.
  4. Enfriar el té con bolas de helado! Nos gusta mucho la combinación "Té Negro Earl Grey" con "Helado de Vainilla" o "Rooibos Chocolate" con "Helado de Limón".
  5. Añádele burbujas al Ice Tea con agua con gas, tónico o gaseosa muy fría.
  6. Prueba también el té helado con leche vegetal o animal fresquita. Por ejemplo el clásico "Té Negro English Breakfast" con cubitos de hielo de leche y un chorrito de leche condensada o nuestro preferido el "Matcha Latte".
Tenemos varias recetas para hacer "Té Helado" publicadas por si necesitas más ideas: "Té Verde Frío con Arándanos", "Té Helado Antioxidante", "Ice Tea Multivitaminas", "Té Energizante Frío", "Rooibos para Deportistas", "Bebida de Té Refrescante", "TinTÉ de Verano" o "Batidos de Té".

Y si lo que quieres es la versión más fría... haz tus propios polos de té o helado de Matcha (también puedes crear helados de otros sabores sustituyendo el Matcha por una infusión muy concentrada de tu té favorito).

Beneficios del Té en Verano


Ya sólo el hecho de beberse un fresco IceTea ayuda a que nos sintamos mejor en época de calor, evitemos la retención de líquidos y estemos hidratados, pero es que además es saludable para limpiar los riñones, evitar la aparición de piedras, drenar, desengrasar, eliminar toxinas y depurar el organismo ante el cambio (de ritmo, de horario, de costumbres alimentarias...) que nos suponen las vacaciones de verano.

Por otro lado, el té ayuda a evitar los mareos por calor, al levantarse uno rápido, etc. porque el té (sobre todo el té negro) estimula la presión sanguínea y su circulación evitando el desplome a la vez que reduce el riesgo de ataques al corazón. Para ver todas las propiedades del té haz clic aquí.

También sirve como protector del cabello ante los días de playa o piscina. Tan sólo hay que hacer un prelavado con una infusión de té y ya está. Para ver el tutorial haz clic aquí.

Y usado de forma externa nos ayuda a broncear la piel sin salir de casa, calmar la piel irritada o mantener suave y tersa la piel. Más formas de aplicar el té para el cuidado de nuestra piel aquí.

Tampoco nos olvidamos de los pies que con las sandalias están más expuestos y en vacaciones evitamos la vida sedentaria aunque sea dando largos paseos, así que nada como ponerlos a remojo en té para mimarlos y eliminar el mal olor de pies.

Hablando de mal olor, en verano también se nos queda un olor desagradable cuando comemos marisco u otros pescados con la mano, para evitarlo sólo hay que frotar las hojas de té en nuestros dedos, lo explicamos más extenso aquí.

Y si te cuesta conciliar el sueño, prueba a dormir sobre almohadas rellenas de hojas de té, despertarás más despejado y espabilado. Y si los culpables son los mosquitos, quema hojas de té para mantener a los bichos lejos (te explicamos cómo aquí).

Anímate a preparar Ice Tea la forma más básica aquí, para recetas más elaboradas aquí y para rebajar la teína aplica este truco de aquí.

Té Helado Burbujeante



La otra vez os propusimos mezclar el té con leche esta vez os proponemos una versión burbujeante del "Té Helado", sería preparar el té frío de forma habitual algo más concentrada (no influye cuál de los tres métodos escojas) y luego añadir la mitad o un tercio de agua con gas, tónica o gaseosa. 

Por ejemplo, si a nuestra "Infusión Depurativa" le añades gaseosa quedará como una sangría sin alcohol y nuestro "Té Verde Limón y Menta" con tónica será la bebida del verano!

¿Qué combinaciones so os ocurren para combatir el calor?

Bebida Refrescante para el Verano

Ingredientes:


Preparación:

  • Una vez hierva el litro de agua poner la infusión "Selección de Frutas", el "Hibisco", el "Jengibre" y la "Stevia" al gusto.
  • Dejar reposar 5 o 6 minutos y añadir el "Té Verde" (dejar reposar todo por unos 3 minutos más).
  • Colarlo todo y ponerlo en una tetera o jarra para servir.
  • Añadir cubitos de hielo con sabor a "Infusión Selección de Frutas" o dejar enfriar a temperatura ambiente antes de meter en la nevera.

Sugerencia de Presentación:

También se puede servir de forma individual en tarritos de cristal a modo de vaso y decorar con trozos de fresas, frambuesas, moras... Para un ICE TEA rico y bonito!

Bebida para deportistas con Rooibos #ReceTÉ


Como ya hemos comentado en otras ocasiones el Rooibos es una bebida muy aconsejable para deportistas. Hoy os traemos una receta para preparar una bebida isotónica natural, a parte de reponer fuerzas (por sus nutrientes, minerales, vitaminas y antioxidantes) nos mantendremos hidratados.

Ingredientes para 1 litro:

  • 5-15 gramos de Rooibos
  • Stevia
  • 2 limones
  • Sal

Preparación:

  • Preparamos la infusión de Rooibos poniendo de 5 a 15 cucharaditas (según lo intenso que nos guste) y una cucharadita o dos de Stevia en un litro de agua caliente y dejamos reposar de 5 a 8 minutos. 
  • Pasado ese tiempo se cuela y se pone en un recipiente resistente al calor (botella, termo o cantimplora para llevar con nosotros).
  • Añadimos el zumo de dos limones y una pizca de sal. Agitar y remover con energía para que quede bien mezclado.
  • Se puede tomar caliente o frío (recuerda dejar que enfríe a temperatura ambiente antes de meterlo en la nevera).
¡Qué rico es beber sano y hacer deporte!

Zumo Energizante con Té Verde

Ingredientes:


  • té verde
  • dos naranjas
  • dos peras
  • un puñado de ciruelas

Preparación:

  1. Preparamos una infusión de té verde de forma más concentrada que lo habitual y la dejamos enfriar.
  2. Mientras tanto pelamos la fruta y la cortamos para que quepan en el vaso de la batidora.
  3. Exprimimos las naranjas y vertemos el zumo con el resto de la fruta y se pone todo a batir.
  4. Añadir el té verde ya frío y mezclar hasta que quede homogéneo.

Sugerencia de presentación:


Utilizar vasos grandes y transparentes (o una jarra) e introducir cubitos de hielo con trocitos de las frutas empleadas en su interior. Nos quedará visualmente sabroso y refrescante.

Helado y Té


Volvemos con una receta muy veraniega... simplemente añade una bola de helado a tu té caliente para enfriarlo.

Un clásico es el helado de vainilla con té negro Earl Grey o helado de menta y chocolate con té verde. Y para los niños rooibos con helado de chocolate o de limón, ñam, ñam!

Los días de calor se pasaran rápido experimentando con las multiples combinaciones. Cuéntanos tus éxitos o sabores imposibles ;)

Té frío con arándanos y limón


Ingredientes:

125 gr. de arándanos
3 cucharadas de "Té Verde Sencha"
1/4 de taza de zumo de limón
1/4 de taza de azúcar (mejor si es stevia natural 100%)

Preparación:

Poner a fuego lento durante 8 - 10 minutos los arándanos y el zumo de limón, removiendo periódicamente. Finalizado ese tiempo, separar las partes sólidas de las líquidas, exprimiendo lo máximo posible los arándanos.

Realizar la infusión de "Té Verde Sencha" de manera habitual pero con el doble de cantidad por litro de lo acostumbrado. No dejar en reposo más de 3 minutos. Si se va a endulzar con stevia mejor hacerlo al mismo junto al té verde.

Añadimos el té verde a la mezcla anterior (en caso de hacerlo con azúcar o infusión concentrada de stevia es el momento de añadirlo, cuando aún está caliente). Dejar enfriar antes de introducirlo en el frigorífico.

Si se desea que la bebida sea apta también para niños, sustituir el "Té Verde Sencha" por un "Té Verde Sin Teína" o un "Rooibos".

Sugerencia de presentación:


Puede servirse añadiendo hielos, algunos arándanos, frambuesas y moras junto a unas hojas de menta y rodajitas de limón.

Bebida Multivitaminas con Té

Ingredientes:

  • Dos manzanas
  • 1,50 litros de agua
  • Un trozo de canela en rama
  • Una naranja
  • Un poco de cáscara de naranja
  • Té verde Jazmín

Preparación:


  1. Preparar las manzanas y hacerlas zumo, ponerlo en bolsas para hacer cubitos de hielo y meter en el congelador para luego granizarlo.
  2. Preparar el té para un litro de agua, un poco más concentrado que lo habitual para que el sabor quede más intenso.
  3. Poner la canela y la cáscara de naranja en una olla con medio litro de agua fría y dejar reposar durante 5 minutos aproximadamente.
  4. Pelar la naranja y retirar la piel de cada grajea para guardar la pulpa con todo el jugo.
  5. Mezclar todo los preparado anteriormente (excepto el zumo de manzana congelado y la pulpa de naranja) y enfriar. 
  6. Antes de servir, sacar el zumo de mazana congelado y machacar para obtener granizado.

Sugerencia de presentación:

Servir en copas poniendo cubitos de hielo al fondo, un poco de pulpa de naranja, verter la mezcla de bebida y finalmente el granizado de manzana por encima. Empapar el borde del vaso con azúcar y decorar con pajitas divertidas.

Helado de Té Verde #ReceTÉ


Si alguna vez nos quedamos sin Matcha y tenemos muchas ganas de comer helado de ese sabor podemos engañarnos un poco con esta receta de "Helado de Té Verde". Os recordamos que podéis ver aquí una receta para hacer "Helado de Matcha".

Ingredientes: 

  • Una taza de té verde concentrado (el doble de cantidad de la habitual)
  • El zumo de un limón y su piel rallada (sin la parte blanca).
  • Gelatina sin sabor
  • 200 ml. de agua
  • Dos yemas y una clara de huevo
  • 200 gramos de queso para untar
  • 50 gramos de azúcar

Preparación:

Empezaremos preparando el té verde poniendo el doble de cantidad de la habitual para que enfríe a temperatura ambiente mientras preparamos los otros ingredientes. Después nos ponemos con la gelatina sin sabor y la remojaremos en agua fría. Rallamos la piel del limón sin llegar a rallar la parte blanca y exprimimos el limón. Y por último separamos las yemas para batirlas.

Con lo anterior listo, mezclamos el té (ya preparado y enfriado), la ralladura y el zumo del limón y añadimos la gelatina (previamente preparada), agua y las yemas batidas (incorporándolas con cuidado). 

Dejamos enfriar la preparación y añadimos queso de untar y azúcar (las cantidades indicadas o al gusto). Mientras batimos las claras a punto de nieve las vamos agregando con una espátula y movimientos suaves. 

Finalmente, colocamos en un molde y dejamos congelar durante unos 20 – 30 minutos (hay que mirar cada poco y volver a batir para que no cristalice, hasta obtener la textura deseada). 

Sugerencia de Presentación: 

Para los muy chocolateros, espolvorear con chocolate en polvo, rallado o en trozos. El sabor del chocolate combina muy bien con el del "Helado de Té Verde", si es negro mejor... aunque para gustos colores!

Cubitos de hielo de té #DIY

La entrada anterior hablaba del origen del Ice Tea o Té Helado, así que hoy toca ir un paso más allá y hacer cubitos de hielo de té para que nuestra bebida de té helado sea "ice" total ;)

Es muy sencillo, sólo tenéis que preparar vuestro té favorito de la forma habitual pero más concentrado (por ejemplo poniendo el doble de cantidad). Se espera a que enfríe de forma natural y cuando ya tenga la temperatura ambiente, se pone en una cubitera (las hay con formas muy divertidas) y al congelador.

Luego se pueden usar no sólo para refrescar el té del mismo sabor sin que se quede aguado, sino también para combinar directamente con leche, soja o cualquier otro sabor cremoso o para preparar vuestros cócteles veraniegos (este año se lleva mucho usar los cubitos de té en el GinTonic). Hay muchas más ideas para referescar tu té aquí.

Si estáis con niños probad a poner cubitos de hielo de rooibos con formas de animales en sus vasos de leche o también podéis hacer polos de diferentes sabores.

Si sois de los que bebéis mucho té helado, os va a venir bien saber cómo rebajar su contenido en teína sin variar su sabor de forma casera.

Leyenda del IceTea


Muchos de los inventos que disfrutamos hoy en día han tenido un origen fortuito, probablemente sea el caso del "Té Helado" o "Ice Tea". No se sabe muy bien quién fue el primero en echarle cubitos de hielo al té, pero se le atribuye al americano Richard Blenchyden en 1904, cuando trataba de vender su té en un stand de la "Feria Mundial de St. Louis" en Louisiana (EE. UU.).

Fue una feria que empezó en un abril muy caluroso y Richard veía como su té caliente no atraía a los visitantes acalorados... entonces decidió echar hielo al té para acelerar el proceso de enfriamiento y así fue como hemos conseguido refrescarnos hasta hoy en día con té.

Su éxito fue tal que se terminó mezclando con bebidas alcohólicas al más puro estilo americano del "punch" los días de barbacoa. Y en la época de la "Ley Seca" era una forma de escabullirse de las normas... De todas formas, con alcohol o sin alcohol, el "Ice Tea" es delicioso y una forma de pasar el tiempo de calor.

Como curiosidad añadir que la "Feria Mundial de St. Louis" fue un trampolín para la presentación de otros nuevos productos a parte del "Té Helado", también se dice que fue la primera vez que se presentó el helado con cono de gofre, el perrito caliente, la mantequilla de cacahuete o el algodón de azúcar.

Y para que no perdáis el tiempo podéis ver aquí tres formas diferentes de preparar "Ice Tea".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...