Mostrando entradas con la etiqueta Matcha. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Matcha. Mostrar todas las entradas

Brownie de Matcha


INGREDIENTES:
  • Matcha (té verde en polvo) 10 gr.
  • Mantequilla 150 gr.
  • Huevos 2
  • Azúcar glas 140 gr.
  • Azúcar moreno 20 gr.
  • Harina floja 70 gr.
  • Frutos secos (nuez, macadamia, pecana o pistachos) 80 gr.
PREPARACIÓN:
  1. Fundimos la mantequilla en el microondas.
  2. Mezclamos los huevos con los dos tipos de azúcar.
  3. Agregamos a la mezcla la mantequilla derretida, el Matcha y seguimos mezclando.
  4. Troceamos los frutos secos y lo echamos a la mezcla anterior junto con la harina. Removemos lentamente con una espátula y pasamos la masa a un molde adecuado para horno.
  5. Hornear a 180º durante 20 min. 
  6. Servir caliente para que tenga mejor textura. Si se ha enfriado se puede templar un poco al microondas.
SUGERENCIAS DE PRESENTACIÓN:
Acompañar con una bola de Helado de Matcha, Chocolate de Matcha fundido y un vaso de Té Verde.

Palmeritas de Matcha


Cómo nos gusta experimentar con el Matcha... ahora unas ¡Palmeritas de Matcha!

INGREDIENTES:
  • Masa de hojaldre rectangular 1 unidad.
  • Matcha 5 - 10 gr.
  • Chocolate blanco para untar o leche condensada 6 - 10 cucharadas.

PREPARACIÓN:
  1. Mezcla el matcha con el chocolate blanco para untar (o leche condensada) hasta que quede de un color homogéneo.
  2. Extiende la mezcla hasta cubrir por completo una cara de la masa de hojaldre.
  3. Enrollamos desde ambos lados hacia el centro de forma simétrica para que nos quede la forma de palmera. Se puede hacer a ojo o si queremos más precisión podemos medir el largo y dividir en 6 partes iguales.
  4. Dejamos reposar unos 15 minutos en la nevera (opcional).
  5. Cortamos la tira de hojaldre enrollada sobre sí misma con un grosor de 1 cm. y colocamos los trocitos tumbados (viendo la forma de corazón) sobre una bandeja para hornear protegida con papel de horno con suficiente separación para que cuando se expandan no se toquen.
  6. Lo metemos al horno precalentado a 200ºC y horneamos hasta que la masa deje de moverse (unos 15 o 20 min.). Y listas para comer ¡incluso calientes!
SUGERENCIA DE PRESENTACIÓN:
Espolvorear Matcha por encima o hacer un preparado de chocolate de matcha para recubrir las palmeras. Y si lo acompañas con un Matcha Latte tienes la merienda perfecta ;)

Tarta de Galleta María y Matcha


Hoy os proponemos versionar la clásica Tarta de Galletas María con Matcha.

INGREDIENTES:
  • Galletas María un paquete
  • Leche 400 ml.
  • Chocolate Blanco 250gr.
  • Mantequilla 50gr.
  • Té Verde Matcha 15 gr.

PREPARACIÓN:
  1. Calentar 200 ml. de leche y mezclar con 10 gramos de Matcha, añadir el chocolate y la mantequilla mientras se sigue calentando para derretirlos (remover hasta que se espese la mezcla).
  2. En otro recipiente mezclar 200 ml. de leche con 5 gramos de Matcha hasta que el color quede homogéneo. Moja las galletas hasta que que reblandezcan y colócalas en una bandeja o molde una a una hasta crear una primera capa.
  3. Vierte el chocolate de matcha hasta cubrir todas las galletas creando una segunda capa, ahora vuelve a mojar más galletas para crear una tercera capa de galletas y vuelve a cubrirla con chocolate y así sucesivamente (ten en cuenta que la última capa sea de chocolate).
  4. Esperar a que enfríe y desmoldar.

SUGERENCIA DE PRESENTACIÓN:
Cuando lo desmoldes puedes terminar de cubrir con chocolate matcha toda la tarta y decorar la parte superior con Matcha espolvoreado, virutas de chocolate negro o nata.

El Chasen


Como ya hemos visto en la entrada de la Ceremonia Japonesa del Té "Chanoyu" el chasen juega un papel importante pues es lo que ayuda a que el Matcha se mezcle con el agua creando burbujitas. Son elaborados a mano y requiere mucha calma. Es un trabajo minucioso pues de una rama de bambú se desprenden cada una de las varillas.

Para ello se seleccionan los bambús más regulares, rectos y con el grosor deseado para el mango, se dejan secar al sol y se procede a su elaboración:
  1. Se rasca la capa exterior para quedarse con una capa más lisa.
  2. Se corta a la altura deseada.
  3. Se empiezan a crear las varillas haciendo incisiones precisas y delicadas a la vez que se les va quitando espesor y subdividiendo hasta obtener varillas muy finas y homogéneas, manualmente se van separando y dando la forma de brocha.
  4. Se rodea con un hilo en la base de las varillas y entre el mango para que las varillas no cedan hacia fuera.
  5. Y para terminar se trabajan las varillas del centro.
Al ser un trabajo totalmente manual, delicado y de precisión se tarda varias horas en crear un chasen, para que os hagáis una idea, un artesano profesional fabrica unos 5 al día.


Gracias a las horas dedicadas a elaborar un buen chasen hacer Matcha es muy fácil, en esta entrada del blog os contamos cómo prepara Matcha.

AVISO: Este sábado (11 de marzo de 2017) hay taller gratuito de Matcha a las 17:30 horas en nuestra tienda de la calle Río Ulla 9, sólo tienes que enviar un mail a iLoveTeaCompany@gmail.com para reservar tu plaza y esperar nuestra confirmación de disponibilidad.

Bundt Cake de Matcha


Aquí la receta de bizcocho tipo Bundt de Matcha y cobertura de chocolate!!

INGREDIENTES:
  • Harina 180 gr.
  • Matcha 20 gr.
  • Leche 200 ml.
  • Mantequilla 100 gr.
  • Huevos 2 unidades.
  • Levadura 1 cucharada.
  • Azúcar u otro edulcorante 200 gr.
  • Sal 1 pizca.

PREPARACIÓN:
  1. Mezclamos en un bol el azúcar con la mantequilla reblandecida a temperatura ambiente, añadimos un huevo y lo batimos hasta que se mezcle bien, luego hacemos lo mismo con el otro huevo para que la masa quede homogénea.
  2. Añadimos a la mezcla anterior la harina, el té verde Matcha en polvo, la levadura y la pizca de sal todo ello con tamizado con un colador y se bate suavemente.
  3. Una vez todo bien mezclado se va añadiendo poco a poco la leche mientras seguimos batiendo hasta que la masa quede lista.
  4. Se pasa a un molde para hornear previamente untado de mantequilla para que luego sea más fácil de desmoldar, lo cubrimos con papel de aluminio y se mete al horno precalentado a 180ºC durante una hora aproximadamente (para confirmar que está hecho hacer la prueba del palillo, si sale manchado dejar un poco más de tiempo).
  5. Antes de desmoldar dejar enfriar a temperatura ambiente durante unos 10 minutos. Si lo vas a cubrir con cobertura de chocolate por encima asegúrate que esté completamente frío el bundt cake.
SUGERENCIA DE PRESENTACIÓN:
Cubrir con chocolate y decorar con rodajas de frutas frescas, flores y/o frutos secos. Si te animas a hacer un bundt cake tipo marmol simplemente debes hacer dos masas de diferente sabor (por ejemplo chocolate y matcha y a la hora de poner en el molde llenar la mitad con un sabor y la otra mitad con el otro y luego diburjar circulos con una espátula).


!!Qué pinta más TÉliciosa!!

Roscón de Matcha


Cada vez son más las pastelerías que se animan a hacer "Roscón de Matcha" puedes hacer el roscón tradicional y rellenarlo con nata de matcha o bien hacer el bizcocho del roscón con matcha! Aquí te ponemos la receta para hacer la masa del roscón con Matcha...

Ingredientes:
  • Harina 350 gr.
  • Levadura 25 gr. 
  • Leche 125 ml.
  • Azúcar, Stevia u otro edulcorante al gusto.
  • Mantequilla 75 gr.
  • Yema de Huevo 2.
  • Clara de Huevo 1.
  • Matcha 15 gr. 
  • Sal una pizca.
  • Agua de Azahar 2 cucharadas.
Preparación:
  1. Mezclamos en un bol la leche tibia (ni fría, ni caliente) con la levadura y los polvos de matcha, dejamos reposar durante 15 minutos en un sitio cálido.
  2. En otro recipiente tamizamos la harina y hacemos un hueco central (allí ponemos el azúcar y lo mezclamos con el preparado que hemos dejado reposando, añadiendo a su vez algo de la harina que lo rodea hasta conseguir una textura de papilla). 
  3. Añadimos una yema de huevo, la sal, la mantequilla y el agua de azahar. Y mezclamos  hasta incorporar toda la harina restante.
  4. Espolvoreamos un poco de harina sobre la mesa para preparar la zona de trabajo y también en las manos. Volcamos la masa anterior y empezamos a amasarla durante 2 minutos, después dejamos reposar la masa unos 10 minutos y volvemos a amasar dándo forma de bola hasta que tome una textura ideal y casi no se pegue a la mesa.
  5. Ahora embadurnamos un recipiente hermético grande con mantequilla o aceite de oliva para evitar la masa y dejamos reposar en un sitio cálido hasta que la masa doble su tamaño.
  6. Posamos la masa sobre la mesa y amasamos unos segundos para quitarle el aire. Volvemos a hacerle una bola pero esta vez doblando hacia dentro varias veces mientras la giras y la volvemos a dejar reposando en el bol unos 15 minutos. 
  7. A la masa ya reposada le practicamos un agujero en el centro simplemente con los dedos hasta que tenga forma de roscón (intenta girarla un poco en el aire para que estire mejor). Y la ponemos en una bandeja del horno con papel de hornear (si lo prefieres ponle un aro central engrasado para asegurarte que el agujero central queda bien definido).  
  8. Batimos un huevo (con su yema y su clara) para pincelar la masa y evitar que se agriete o seque mientras reposa en un sitio cálido hasta doblar su tamaño.
  9. Volvemos a pincelar con el huevo batido y añadimos la decoración (almendras, frutas, etc.). Ah! Y que no se nos olvide meter el detallito y la haba!
  10. Ahora ya está listo para meter en el horno precalentado a 160ºC con calor arriba y abajo por unos 25 minutos o más (cuando el roscón esté bien dorado). Lo sacamos del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar el aro central.

Sugerencia de Presentación:
Una vez frío espolvorea unos pocos polvos de matcha, realiza dibujos con sirope de matcha o rellenar con nata de matcha.

¡El día de Reyes con este roscón va a ser muy especial!

¿Qué es el Tokonoma en una Ceremonia del Té?


El tokonoma es el área reservada en la sala de té para dar la bienvenida al invitado, transmitir respeto y aquello que les unen cuando va a tener lugar el Chanoyu (Ceremonial Japonesa del Té). Los invitados cuando entran en la sala de té es con lo primero que se encuentran mucho antes siquiera de ver al anfitrión.

Es un espacio pequeño como del tamaño de un tatami (90x180 cm.) donde el anfitrión se comunica por primera vez con los invitado pues la ceremonia se realiza en riguroso silencio (no se puede hablar ni emitir ningún ruido, ni siquiera música) para que la apreciación de la preparación del té sea máxima y sin distracciones.

El anfitrión colocará en el tokonoma un pergamino con una frase (de ánimo y energía positiva) o dibujo escogido especialmente para esa ocasión y añadirá uno o dos elementos de la naturaleza (flores, piedras, bonsais...) que servirán como temática de charla al finalizar la ceremonia. Los invitados al verlo realizarán una breve inclinación del torso para mostrar respeto y gratitud.

Como podéis apreciar en la imagen se trata de transmitir armonía, apreciar la belleza de lo sencillo, sentir la naturaleza y alejar los problemas mundanos para llenarse de tranquilidad y sosiego.

AVISO: Hay "Taller de Matcha" a las 17:30 horas, es totalmente gratuito sólo hay que escribir a iLoveTeaCompany@gmail.com indicando el número de plazas solicitadas y recibir confirmación de reserva, pues el número de sillas es limitado. +info en la pestaña de "Talleres".

Matcha Frappé


Hoy os proponemos un delicioso y fácil de hacer Matcha Frappé... Y si utilizáis hielos de té Matcha potenciaréis el sabor.

INGREDIENTES:
  • Té Verde Matcha (5 - 10 gr.)
  • Leche animal o vegetal (una taza)
  • Hielo (mejor cubitos de té)
  • Leche condensada (opcional y al gusto)
  • Edulcorante, Stevia, Azúcar, Miel... (opcional y al gusto)
  • Nata monatada (opcional y al gusto)
PREPARACIÓN:
  1. Batir la leche, el té verde Matcha, la leche condensanda y el edulcorante elegido.
  2. Picar el hielo y añadir a la mezcla.
  3. Llenar las tazas individuales y con la batidora de leche crear espuma por la parte de arriba o decorar con nata montada.
Puedes consultar más ideas refrescanTÉS aquí y para más recetas o información del Matcha aquí.

Tea Mug Cake


Una forma interesante de sacar provecho a tus tazas de té es hacer... ¡Un "Mug Cake"! Son muy fáciles de hacer, sólo necesitas una taza, microondas y tus ingredientes preferidos. Son perfectos para acompañar nuestros momenTÉS, sobretodo cuando vienen visitas por sorpresa pues se preparan en un pispás. Nosotros os proponemos esta receta...

INGREDIENTES:

  • Harina (1/3 de taza)
  • Levadura (media cucharadita)
  • Azúcar, edulcorante o Stevia (al gusto)
  • Matcha (2-3 gr) o tu té favorito.
  • Leche animal o vegetal (1/3 o media taza)
  • Mantequilla o aceite de oliva (una cucharada)
  • Galletas María (3 o 4)

PREPARACIÓN:

  1. En una taza apta para microondas mezclamos la mantequilla derretida o el aceite con el edulcorante escogido y mientras vertemos la leche.
  2. Añadimos a través de un colador la harina, la levadura y el Matcha (si es otro té habría que preparar antes una infusión concentrada de unos 10 o 15 ml.), todo ello sin parar de remover.
  3. Ahora echamos las galletas troceadas a la combinación y mezclamos para que quede homogéneo. Listo para meter en el microondas unos 2 minutos y comprobar con la técnica del palillo que esté hecho (si al pincharlo con el palillo éste sale limpio es que ya está listo), en caso contrario poner otro minuto.
    • Si se quiere preparar para varias tazas mejor hacer la mezcla en un bol grande multiplicando las cantidades por las unidades deseadas y luego llenar cada taza dejando al menos 1/4 de taza libre (hay que tener en cuenta que aumenta de tamaño al calentarse).

SUGERENCIA DE PRESENTACIÓN:

Una vez hecho pinchar un 1/4 de galleta a modo de banderilla y si eres chocolatero no puede faltar una lluvia de pepitas de chocolate.

Hay miles de combinaciones y si entre los ingredientes está el té entonces estará doblemente ¡TÉlicioso! 

Otras recetas (algunas sin necesidad de microondas) que puedes presentar como una "Mug Cake" son: "Tiramisú de Matcha", "Tiramisú de Earl Grey", "Bizcocho de Matcha", "Flan de Té Verde" o "Natillas de Té".

Tiramisú de Matcha


En una ocasión anterior vimos cómo preparar "Tiramisú de Earl Grey", ahora que ya sabemos cómo hacer "Bizcocho de Matcha" ya podemos hacer la versión con Matcha... si os animáis podéis probar con otros sabores!

Ingredientes

  • Huevo (2 claras y 4 yemas)
  • Mascarpone (400 gr.)
  • Azúcar, Stevia u otra forma de endulzar
  • Té Verde Matcha (5 gr.)
  • Agua (250 ml.)
  • Galletas o Bizcochos con forma de "Lengua de Gato" (10 unidades aprox.). Si cuentas con tiempo puedes hacer tus propios "Bizcochitos de Matcha" con esta receta de aquí.

Preparación

  1. Calentamos el agua y batimos el Matcha hasta que quede sin grumos. Lo dejamos enfriando a temperatura ambiente.
  2. En otro recipiente, batimos las yemas junto con la stevia (azúcar u otro edulcorante) hasta conseguir una textura espumosa. Si tienes stevia en hoja natural puedes triturarla hasta convertir polvo o hacer una infusión concentrada y usar como azúcar líquido.
  3. Añadimos el mascarpone poco a poco mientras seguimos batiendo.
  4. Montamos las claras a punto de nieve y lo mezclamos con la preparación anterior. Nos quedará una crema fácil de untar. En este paso podemos añadirle un poco del Matcha para darle más sabor a Matcha al tiramisú y color verde.
  5. Colocamos las galletas en el fondo del recipiente donde se va a servir y se empapan del té verde Matcha preparado. Cubrimos con la crema resultante y dejamos reposar unas tres horas en la nevera (debe quedar consistente). Se puede hacer de varias capas para que no quede tan achatada y calcula para que la última capa que sea de crema.

Sugerencia de Presentación

Se puede poner hacer en vasitos para una presentación individual o con forma de tarta y espolvorear con polvos de Matcha la parte superior.

Bizcocho de Matcha


Se acercan días de fiestas y celebraciones... por lo que os proponemos sorprender a los invitados con algo fácil de hacer y delicioso... Bizcocho de Matcha.

Ingredientes

  • Huevo (3)
  • Harina (100 gr.)
  • Miel, stevia o azúcar (al gusto)
  • Té Verde Matcha (3 gr.)
  • Mantequilla (20 gr.)
  • Levadura ( 1 cucharadita)

Preparación

  1. Batir los huevos con la stevia o azúcar hasta convertir en crema.
  2. Fundir la mantequilla y agregar a la mezcla batiendo.
  3. Agregar la harina, levadura y Matcha tamizando y mezclando a la vez para evitar los grumos.
  4. Verter la mezcla en el molde con la forma escogida (recuerda prepararlo con mantequilla y harina para evitar que se pegue) y hornear durante media hora a 180ºC (calor por arriba y por abajo y sin abrir el horno hasta el final). Sacar y dejar enfriar antes de desmoldar. Dejar sobre una rejilla para que enfríe del todo sin que la parte de abajo se condense.

Sugerencia de Presentación

Espolvorear un poco de Matcha a modo de azúcar glas y si te gusta el chocolate añade unas pocas virutas.

Matcha Latte


Hay muchas formas de hacer "Matcha Latte" o "Green Tea Latte", como su nombre indica es té verde con sabor cremoso y el mercado ofrece tantísima variedad en cuanto a cremosidad (leche animal, leche vegetal, entera, desnatada, semi, leche condensada, leche en polvo...) que no hemos podido evitar experimentar. Hoy os vamos a presentar nuestros resultados:

  1. Con leche de soja, nuestro perferido. Nos parece que hace una combinación perfecta el sabor del Matcha con el de la bebida de soja... ¿Será porque queda más al gusto oriental?
  2. Con leche condensada, para darnos un capricho. Queda como el café bombón, pero con el sabor del Matcha, vamos que no nos podía fallar.
  3. Con leche de vaca entera, no nos ha gustado nada. El sabor de la nata de la leche se apodera de todo, por eso si elegís esta opción mejor cuanto más desnatada.
  4. Con leche en polvo, ideal para viajeros. Esta opción no está tan mal como pensabamos, la ventaja es que es más fácil de llevar en la maleta y se puede hacer en cualquier sitio en que haya agua caliente, incluso en la habitación de un hotel o en la cantina de la universidad.
  5. Con otras leches vegetales (de arroz, avellana, almendra), para todos los gustos. Según la bebida empleada dará este toque a nuestro "Matcha Latte", es como echarle sirope de avellana, almendra, etc.
La forma de prepararlo es muy sencilla, el primer paso es prepararlo como si fuera Matcha y luego se le añade la parte cremosa. Por ejemplo para una taza de 250 ml.:

  • Se calienta 25 ml. de agua hasta 80º (primeras burbujitas) y se le echa unos 2 o 3 gramos de té verde en polvo Matcha (a mayor cantidad tendrá un sabor más fuerte), se bate para que quede bien mezclado y sin grumos (mejor si queda algo espeso). 
  • Ahora se le añade 225 ml. del líquido cremoso también caliente y se mezcla de nuevo. Si se tiene una batidora eléctrica nos quedará más espumosos.
  • Como sugerencia de presentación se puede espolvorear algo de Matcha por encima para decorar y acompañar con pajitas de barquillo.
  • La proporción agua-cremoso es adaptable al gusto de cada uno, incluso se puede hacer directamente en el líquido cremoso (en este caso mezclar con batidora eléctrica para evitar grumos).
  • Ah! para los golosos el azúcar, stevia u otro dulce se debe poner en el momento de mezclar con la leche caliente.
  • Y en verano queda muy rico frío o en plan batido.

¿Habéis intentado hacer alguna vez Matcha Latte? ¿Cuál sería vuestro ranking?

Chocolates de Matcha


Nos parece muy divertida la adaptación del día de San Valentín en Japón y es que no se conforman con un día del amor sino que tienen ¡dos!

El 14 de febrero sólo regalan las chicas a todos los chicos que influyen en su vida (novios, amigos, compañeros de trabajo...) y el 14 de marzo le toca a los chicos (conocido como "White Day" porque suelen regalar chocolate blanco).

El esmero de los chocolates será correlativo al amor por el otro, por eso a las parejas y cónyuges se les suele regalar chocolate hecho por uno mismo. Os proponemos que hagamos una readaptación de los japoneses y tomemos la idea de regalar algo hecho por uno mismo con esta receta de "Chocolate de Matcha".

Ingredientes:

  • 100 gr. de Chocolate Blanco o Negro
  • 3 - 5 gr. de Matcha (Té Verde en Polvo)
  • 40 ml. de Nata Espesa

Elaboración:

  • Troceamos la tableta de chocolate para que sea más fácil de derretir al fuego o al microondas (1 minuto a 600w).
  • Añadir al chocolate derretido la nata previamente calentada y mezclar con una batidora de barillas a la vez que se introduce el Matcha (si se usa chocolate negro duplicar la cantidad de Matcha).
  • Poner la mezcla resultante en un molde para chocolates y dejar enfriar.
  • Meter en congelador unas 3 horas hasta que endurezca.

Sugerencia de presentación:

Sacar del molde, poner en una caja kawaii y espolvorear Matcha sobre los chocolates.

Además, para los que no reciban nada ni en San Valentín, ni en el White Day, los coreanos nos proponen el "Black Day" donde se reúnen para comer jajangmyeon (fideos con salsa de alubias negras).

Taller de Matcha


En el "Taller de Matcha" vamos a explicaros el proceso desde que la hoja de té está en la planta hasta convertirse en té verde en polvo "Matcha" e introduciros en la "Ceremonia del Té Japonesa" (Chanoyu) a la vez que os enseñamos a preparar el té verde en polvo al estilo oriental. 

Veréis que es muy sencillo y que también se puede hacer Matcha con los utensilios que ya tenéis en casa. 

Los talleres son totalmente gratuitos y no hace falta traer nada, lo único reservar tu plaza enviando un mail a iLoveTeaCompany@gmail.com pues las sillas son limitadas. Para saber las fechas de los "Talleres Gratuitos" podéis ir a la pestaña de "Talleres" o hacer clic aquí.

Los talleres se imparten en nuestra tienda de la calle Río Ulla 9 de Madrid (muy cerca del metro Pueblo Nuevo - salida Emilio Ferrari).

Habrá más talleres de catas de té... y lo que se nos vaya ocurriendo! Si no os queréis perder nada podéis seguirnos en las redes sociales o subscribiros a la newsletter poniendo vuestro mail aquí:

Enter your email address:


Delivered by FeedBurner

Flan de Té Verde Matcha

Ingredientes:

  • Leche animal o vegetal 500 ml 
  • Stevia o azúcar al gusto (opcional)
  • Té Verde Matcha de 1 a 3 cucharaditas
  • Huevos 3 ó 4

Preparación:

  • Precalentar el horno a 200º (si no se quiere hacer al horno, se puede comprar sobres con preparado para flan y seguir sus instrucciones añadiendo el té verde en polvo Matcha cuando diga añadir el azúcar, calentar en un cazo y dejar enfriar).
  • Calentar en un cazo la leche a fuego lento hasta que rompa a hervir.
  • Mezcla en un bol los huevos con los polvos de té verde Matcha y una infusión concentrada de Stevia, batir e ir introducciendo la leche en la mezcla.
  • Reparte la mezcla en el molde o moldes individuales, tapa con papel de aluminio y ponlo en una bandeja profunda con agua para hacer al baño maría en el horno (que cubra al menos la mitad del molde) a 200º durante 40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga limpio.
  • Sacar del horno y dejarlo templar antes de meter en el frigorífico para enfríar por unas horas.

Sugerencia de presentación:

En Japón les gusta mucho combinar el sabor del Matcha con Anko (judía de soja roja dulce), por lo que como topping se puede poner crema de Anko. Es muy fácil de hacer sólo hay que poner a cocer en agua las judías (previamente puestas a remojo) con azúcar o stevia y remover hasta crear una crema.

Ceremonia del Té Japonés - Chanoyu


La ceremonia del té en Japón es nombrada como "chanoyu" (茶の湯 - agua caliente para el té) o "chado" (茶道 - el camino del té - en un plano más teórico) y es una forma de dar la bienvenida y mostrar su respeto a los invitados, por eso se hace con la exquisita variedad de té verde en polvo "matcha". Las reuniones entorno a una ceremonia de té son designadas como "chaji" (茶事) o "chakai" (茶会 - más informal).

Es un acto cultural que se transmite en escuelas de té y lo más difícil no es memorizarse los pasos a seguir, sino transmitir calma en cada movimiento para no alterar la paz interna del espectador (los principios de esta ceremonia están basados en la filosofía budista-zen) y elaborar el té con el mejor sabor posible. No consiste en aprender la teoría con la cabeza, sino con el cuerpo y su estado de ánimo; por eso ningún maestro enseña con libros, sino con la práctica.

Una vez terminada la preparación del té se ofrece a los invitados junto con un dulce que se ha de tomar antes de beber el té para equilibrar el "Yin-Yang" (lo dulce y amargo).


En la ceremonia del té japonesa está presente la armonía de las personas con la naturaleza, el respeto por todo, la pureza de actos y la calma del corazón. Debe ser entendida como una forma de alcanzar la armonía con el universo, un intercambio espiritual entre anfitrión y huéspedes, una apreciación de la belleza que transmiten los hechos cotidianos cuando se hacen con respeto... por eso el entorno donde se practica debe ser también trabajado, se suele celebrar en una habitación especial destinada a tal efecto.

La sala de té


Es la habitación donde se prepara la ceremonia del té y destacan tres áreas: la zona del anfitrión o "temae datami" (donde se prepara el té), la zona de los invitados (con una zona destacada para los invitados especiales: "kinin datami") y la zona para mostrar respeto y la unión entre anfitrión e invitados "tokonoma" (una especie de altar).

Antiguamente las casas de té eran sitios reservados para los jefes. Luego cambiaron las costumbres y se estableció como un sitio tranquilo donde los guerreros y jefes debían de dejar a un lado las katanas antes de entrar a tomar el té. Al dejar sus katanas en ese espacio, también estaban dejando su rango y categoría igualándose todos.


El "tokonoma" es un espacio pequeño (no más grande que el tamaño de un tatami) pero muy importante significativamente hablando, porque es donde el anfitrión expresa su hospitalidad y es lo primero que los invitados ven a modo de bienvenida.

Suele estar decorado con un pergamino de caligrafía o pintura japonesa "kakejiku" que el anfitrión escoge especialmente para esa ocasión y esos invitados. Cuando el invitado entra en ese espacio debe mostrar su respeto al anfitrión haciendo una inclinación del torso a modo de reverencia y aprecio del texto seleccionado.

Las palabras del pergamino suelen constar de cuatro letras y son palabras respetuosas que animan a tener una fuerza positiva y sirven para mostrar un acercamiento entre anfitrión e invitados.


La salita también se suele decorar con una flor "ikebana" (el arte japonés de presentar las flores naturales) pero no de forma ostentosa, pues de lo que se trata es de librarse de lo superfluo que vemos, transmitir la unión de nuestro espíritu con el fluir de la naturaleza y evocar a esa energía con el pensamiento.

Es importante tener un amplio conocimiento de la poesía, el arte y los elementos naturales que destacan en cada estación del año, pues es necesario tenerlos en cuenta para decorar una sala de té.

Después de mostrar sus respetos en la parte del "tokonoma" cada invitado toma asiento y el anfitrión comienza la preparación del té.

Las herramientas


Antes de entrar en detalle con la ceremonia os presentamos los utensilios necesarios. Se trabaja el tacto con herramientas de materiales naturales como la madera, el bambú, el barro y la piedra para sentir la naturaleza. En la ceremonia del té quedan representados los cinco elementos el metal (la olla o tetera), la madera (el carbón vegetal), la tierra (la cerámica), el fuego y el agua.



Se necesitan alrededor de una docena de piezas, la base de piedra para encender el fuego, la olla para calentar el agua ("kama"), el cazo de bambú para tomar el agua ("hishaku"), un apoyo para el "hishaku" (habitualmente de bambú o algún elemento natural), el cuenco de cerámica para preparar el té ("chawan"), la batidora de bambú ("chasen"), la cajita de madera lacada donde se guarda el matcha, la cucharita de bambú medidora de té ("chashaku"), un recipiente con agua del tiempo y otro para desechar el agua que se utiliza para limpiar cada cosa, también un pañuelo para limpiar de modo más ceremonioso y otro blanco para secar.

Y por supuesto un maestro de ceremonia vestido de forma tradicional. En sus orígenes sólo había maestros varones hasta mediados del siglo XIX cuando se abolió la clase guerrera. En la actualidad las mujeres son las que más practican la ceremonia del té.

La ceremonia


El arte de preparar y servir el té varía un poco en función de cada la escuela, por lo que vamos a ofrecer un concepto general.


Durante toda la ceremonia reina el silencio en la sala de té, desde la llegada del primer invitado hasta la consumición del té. A pesar de ser una "reunión" no es necesario emitir ruido para hablar, como hemos visto hay una comunicación no verbal en cada elemento decorativo y una vez comenzado el ritual en cada movimiento del maestro y de los invitados.

Lo más importante de la ceremonia es transmitir tranquilidad, admirar la estética de lo cotidiano y comunicar la pureza del alma de los presentes, para que el té tenga un sabor perfecto.

El ritual más formal "chaji" incluye un aperitivo ("kaiseki") antes de la preparación del té y es cuando se aprovecha para calentar el agua al fuego de un carbón vegetal (no hay que olvidar en ningún momento el contacto con lo natural) y que será aprovechado para mantenerla caliente gracias a las ascuas del fuego apagado. En una ceremonial más informal "chakai", el maestro ha calentado el agua previamente a la entrada de los invitados, porque no hay "kaiseki".

Mientras los invitados toman asiento en el suelo de tatami, el maestro inclina su torso de forma cortés como dando la bienvenida. Cuando todos se han sentado sobre sus piernas, el maestro camina con sosiego hacia donde tiene dispuestos sus utensilios y comienza a limpiar el recipiente de té, la cucharita medidora y el tazón como una forma de purificación simbólica.

Los movimientos tranquilos y rítmicos del maestro al sacar el pañuelo, doblarlo, limpiar, etc. durante esa purificación de las herramientas hace que los invitados entren en un estado de concentración y calma.

Ahora es el momento de preparar el matcha de forma muy espesa, llamado "koicha". El maestro pone todo su esmero y delicadeza al batir el té. Una vez listo se lo ofrece al invitado presentando la parte considerada mejor o más bonita hacia su visión.


El invitado que va a recibir el tazón debe tomar el dulce y luego depositar en su mano izquierda la base del cuenco y estabilizarlo con la mano derecha, haciéndolo girar (suele ser tres veces para conseguir movimientos cortos y pausados que no alteren el espíritu y según sentido de las agujas del reloj para que las mangas del kinomo no golpeen la taza) para no beber de la parte más bonita, para no ensuciarla y como señal de admiración ante tanta belleza. Y antes de sorber, inclina la cabeza a modo de agradecimiento y muestra el tazón alejándolo de los labios antes de beber.

Cuando se termina de dar un sorbo se pone sobre el tatami delante de uno y se limpia con una toalla de papel el lado por el que se ha bebido. Se vuelve a tomar el tazón con la mano derecha y se posa sobre la palma de la mano izquierda, se girar para mostrar la parte más bella al siguiente invitado. Nuevamente volvemos a agradecer su sabor con una reverencia.

Para el "koicha" el mismo tazón se pasa entre todos los invitados y cada uno de ellos toma un sorbo como muestra del sentimiento de unión.

Después se prepara otro té menos espeso pero más espumoso, denominado "usucha". Éste se sirve de forma individual y al recibirlo hay que hacer una inclinación para excusarse por beber primero y antes de beber hay que dejarlo delante de uno y dar las gracias al anfitrión. Igualmente se gira el tazón tres veces para no estropear la mejor parte.


Cuando se termina de beber todo el contenido, se limpia la parte por donde uno ha bebido simplemente con los dedos y se deja enfrente con la parte principal mirando a uno. Es el momento de admirarlo, la forma correcta sería apoyando los codos sobre las rodillas y elevando el tazón hasta su visión. Al devolver el tazón al anfitrión se debe tener en cuenta que éste al recibirlo pueda ver la parte más importante.

Servido el "usucha" ya está permitida la conversación, pero sobre temas relacionados con la ceremonia, por ejemplo sobre los utensilios, la decoración del "tokonoma"... pero de forma organizada y no escandalosa.

Como se ha visto no sólo el maestro tiene que tener una amplia formación en todos los aspectos culturales (shodo, ikebana, poesía, artesanía, repostería, el arte de vestir el kimono, protocolo, etc.), sino que el invitado también para poder interpretar cada elemento. Aún así os animo a que participéis en alguna si tenéis ocasión, pues siempre se puede preguntar al maestro por la simbología.

¿Habéis estado en alguna? ¿En Japón o en España? En esta entrada podéis consultar cómo preparar Matcha en casa.

Qué es el Matcha



Matcha es el té verde en polvo empleado en la ceremonia del té japonés, es decir, también proviene de la Camellia Sinensis, pero cada vez tiene un consumo más popular. Para lograr ese intenso color verde y un sabor excepcional es cultivado en la sombra en los últimos meses de crecimiento antes de su recolecta.

Sus hojas son cuidadas con mimo a diario y recogidas a mano seleccionándolas una a una, cada semana se cambia la cobertura para mitigar la cantidad de rayos de sol que alcancen a la planta, llegando a bloquear el 90% de los rayos de sol diarios.

Al despojar a la planta del té de parte de la luz solar, ésta fabrica más clorofila para poder realizar la fotosíntesis. Esto incrementa los niveles de aminoácidos en la hoja, que es la fuente de su dulzor natural y las hojas se vuelven más anchas, pero a su vez más delicadas y tiernas... quedando unas hojas ejemplares para crear un té refinado.

Recolección 

Hemos visto cómo el proceso de cultivo ha influido en la creación de un sabor exquisito, ahora veremos la importancia también de su recolección, pues de aquellas hojas cultivadas para convertirse en Matcha, sólo son recolectadas las de la más alta calidad y con suma delicadeza, para ellos es imprescindible que sea una a una, mano a mano y así evitar dañarlas.

Una vez realizada la recolecta, las hojas se ponen en una cinta transportadora que suavemente separa las hojas de otras partes. Luego son ligeramente tratadas con vapor para evitar la descomposición natural. El té en este punto se conoce como Aracha.

Proceso

Las hojas ligeramente tratadas al vapor son refinadas otra vez para separar la carne de la hoja del tallo, las venas y otras partes que interfieran en el sabor. Esto se consigue con un sistema de soplado de aire, la parte del tallo más pesado cae antes que la parte más carnosa de la hoja. El té en este estado se le llama Tencha y las partes no destinadas a Matcha, se conocen como Kukicha (rama), o Konacha (polvo).

Molido en granito

El Tencha se deja enfriar y se almacena hasta que es pedido, entonces se lleva a un molino de piedra de granito usada desde hace siglos por artesanos muy experimentados para hacerlo polvo y es entonces cuando se le llama Matcha (que significa té molido/frotado). Sólo los artesanos más experimentados están autorizados para crear, dar forma y mantener estos molinos. Se dice que en Japón sólo se conocen cerca de diez artesanos capacitados para trabajar con estos molinos de piedra.

El molino de granito es perfecto, ya que en su proceso de moler el Tencha las piedras que friccionan entre  sí, no alcanzan altas temperaturas, pero si es rápido  Por ejemplo, con un molino de piedra, que tampoco alcanza altas temperaturas, se tarda una hora en conseguir 30 gramos de Matcha.

¿Habéis tenido ocasión de probar este manjar? Consulta aquí para saber cómo prepararlo y aquí más información y recetas para hacer con Matcha.


Cómo Preparar Matcha



Matcha, es el té verde en polvo utilizado en la ceremonia del té japonés, pero debido a su rico sabor se ha extendido su uso también al ámbito cotidiano. A pesar de su ceremonioso origen, no es tan complicado de preparar en casa.

Preparar el té verde en polvo Matcha no difiere mucho de la forma de preparar otro tipo de té... todo depende del tiempo con el que contemos y si lo preparamos para nosotros o para nuestros invitados ;)

1. La forma más sencilla (también denominada "estilo occidental"):

  • Verter agua caliente (80º de temperatura aprox.) en una taza.
  • Espolvorear media cucharita o una de té por cada 60 - 90 ml de agua.
  • Batir con movimientos cortos y rápidos (más fácil si se cuenta con una batidora de leche electrica de mano pequeña) hasta conseguir una textura con espumilla.
  • Listo para tomar :D

2. Intermedio ("Estilo Oriental"): *Ver utensilios en la imagen

  • Poner alrededor de unos 60 - 90 ml. de agua caliente (80º) en un chawan* (bol con base ancha).
  • Salpicar dos medidas con el chashaku* (la cucharita de bambú típica para preparar el Matcha de forma tradicional).
  • Con el chasen* (la batidora de bambú) se mezcla el Matcha con el agua hasta conseguir espuma. El movimiento debe ser rápido y de arriba a bajo, a ser posible como realizando una "M" o "W".
  • Ideal para cuando hay invitados, pero sin tratarse de una "ceremonia".

3. La ceremonia del té japonés: 

  • Debido a su importancia cultural tiene su propio post, podéis leerlo aquí "Chanoyu".

TRUCOS:

  1. Si queremos evitar que nos queden grumos al echar el Matcha en el agua caliente es mejor contar con un colador que nos ayude a espolvorear homogéneamente.
  2. Mejor si el agua no llega a hervir para que el sabor del Matcha sea óptimo y llegue a ofrecer ese toque adulzado.
  3. Ya hemos hablado de la importancia de la calidad del agua en realación al sabor que vamos a obtener y con el Matcha no iba a ser menos. Recomendamos que sea un agua blanda.
  4. Al batirlo se crea una espumilla o capa de burbujitas debido a la oxigenación creada. Si no os hace mucha gracia esa textura, se pude eliminar dando ligeros golpecitos sobre la espuma con la batidora hasta que desaparezca.
  5. Para ajustar el sabor obtenido a nuestros gusto, tan sólo hay que reducir su intensidad añadiendo más agua, pero siempre después de haberlo batido.
  6. Si os gustan los sabores cremosos, probad a echar un poquito de leche (de vaca, soja, cabra, avellana, avena, etc.).
  7. Para ver un paso a paso de una seguidora del blog, a la que también seguimos porque cuenta cosas muy interesantes sobre Japón, haced click aquí.

Helado de Matcha (Té Verde en Polvo)


Ingredientes (para 4 - 6 porciones):
  • 3/4 de una taza de leche
  • 3/4 de una taza de crema o nata espesa
  • 1 cucharada de "Matcha" (té verde en polvo)
  • 2 yemas de huevo
  • 5 cucharadas de azúcar u otro edulcorante
  • 1 cucharada de leche condensada (opcional)
Preparación:
  • Mezclar en un tazón el "matcha" con 4 cucharadas de leche caliente y déjalo a un lado.
  • Bate ligeramente las yemas en una cazuela. Añade el azúcar y mezcla bien. Añade gradualmente la leche (y la cucharada de leche condensada) y vuelve a mezclar bien.
  • Pon la cazuela con la mezcla anterior a calentar a fuego lento y remueve constantemente. Cuando la mezcla esté espesa, se apaga el fuego.
  • Introduce la parte inferior de la cazuela en agua con hielo para enfriar la mezcla. Añade el "Matcha" en la cazuela y mézclalo todo muy bien.
  • Bate la nata espesa y añádelo a la mezcla (remover ciudadosamente).
  • Vierte la mezcla en un contenedor apto para el congelador y mételo en el refrigerador. Recuerda remover el helado mientras esté en el congelador cada poco rato para romper el hielo que pueda formarse.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...