Mostrando entradas con la etiqueta #DIY. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta #DIY. Mostrar todas las entradas

Brownie de Matcha


INGREDIENTES:
  • Matcha (té verde en polvo) 10 gr.
  • Mantequilla 150 gr.
  • Huevos 2
  • Azúcar glas 140 gr.
  • Azúcar moreno 20 gr.
  • Harina floja 70 gr.
  • Frutos secos (nuez, macadamia, pecana o pistachos) 80 gr.
PREPARACIÓN:
  1. Fundimos la mantequilla en el microondas.
  2. Mezclamos los huevos con los dos tipos de azúcar.
  3. Agregamos a la mezcla la mantequilla derretida, el Matcha y seguimos mezclando.
  4. Troceamos los frutos secos y lo echamos a la mezcla anterior junto con la harina. Removemos lentamente con una espátula y pasamos la masa a un molde adecuado para horno.
  5. Hornear a 180º durante 20 min. 
  6. Servir caliente para que tenga mejor textura. Si se ha enfriado se puede templar un poco al microondas.
SUGERENCIAS DE PRESENTACIÓN:
Acompañar con una bola de Helado de Matcha, Chocolate de Matcha fundido y un vaso de Té Verde.

Bizcocho de Té sin Huevo


Os proponemos un bizcocho integral de té, sin huevo y ningún ingrediente animal, apto para todos los públicos.

INGREDIENTES:
  • 1 Yogur natural de soja
  • 100 ml. de bebida vegetal
  • 190 gr. de harina integral
  • 80 ml. de aceite de oliva
  • 5-10 gr. de té verde Matcha o de tu té favorito
  • 1 sobre de levadura
  • Endulzar al gusto con tu ingrediente preferido (opcional)
PREPARACIÓN:
  1. Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.
  2. Si se opta por otro té que no sea Matcha, haremos una infusión concentrada en un vaso de 200 ml. con unos 5 o 10 gr. del té escogido. 
  3. En un bol mezclamos todos los ingredientes hasta que no queden grumos.
  4. Se vierte en un molde apto para horno y engrasado para evitar que se pegue.
  5. Lo metemos en el horno por unos 35 minutos a 180º y listo!
SUGERENCIAS DE PRESENTACIÓN:
Espolvorear con té la parte de arriba y servir con una taza de té del mismo sabor.

Y para el Día de la Madre...


¡Feliz Día de la Madre! Y porque se lo merecen todo qué tal regalarles un momento de relax como un baño de té y jabones caseros de té para que además cuide de su piel por dentro y por fuera.

Y si no os da tiempo a hacer un regalo manual, tenemos cestas regalo para todos los gustos... Mira algunas ideas para regalar aquí.


Bebida Dorada de Cúrcuma


En una entrada anterior estuvimos hablando de los beneficios de la cúrcuma y cómo hacer pollo tikka masala con ella, hoy os presentamos esta infusión cremosa de cúrcuma o también llamada leche de oro.

INGREDIENTES:
  • Cúrcuma 2 cucharaditas
  • Leche animal o vegetal (la leche de coco queda muy bien) 250 gr.
  • Azúcar, miel, leche condensada u otro edulcorante al gusto (opcional)
  • Canela 1 cucharadita (opcional)
  • Jengibre 1 cucharadita (opcional)
  • Pimienta media cucharadita (opcional)

PREPARACIÓN:
  1. Calentar la leche a fuego lento con la cúrcuma, el jengibre, la canela y la pimienta, sin que llegue a hervir (también se puede hacer la infusión en agua y luego añadir la leche al gusto).
  2. Lo colamos (añadimos la miel o el dulce al gusto) y batimos el resultado hasta crear espuma.
SUGERENCIAS DE PRESENTACIÓN:
En caliente se puede añadir una nube de nata y en frío acompañar de cubitos de hielo.


Si os cuesta encontrar la cúrcuma nosotros lo tenemos en nuestra tienda de la calle Río Ulla 9 o también podéis comprar online.

Palmeritas de Matcha


Cómo nos gusta experimentar con el Matcha... ahora unas ¡Palmeritas de Matcha!

INGREDIENTES:
  • Masa de hojaldre rectangular 1 unidad.
  • Matcha 5 - 10 gr.
  • Chocolate blanco para untar o leche condensada 6 - 10 cucharadas.

PREPARACIÓN:
  1. Mezcla el matcha con el chocolate blanco para untar (o leche condensada) hasta que quede de un color homogéneo.
  2. Extiende la mezcla hasta cubrir por completo una cara de la masa de hojaldre.
  3. Enrollamos desde ambos lados hacia el centro de forma simétrica para que nos quede la forma de palmera. Se puede hacer a ojo o si queremos más precisión podemos medir el largo y dividir en 6 partes iguales.
  4. Dejamos reposar unos 15 minutos en la nevera (opcional).
  5. Cortamos la tira de hojaldre enrollada sobre sí misma con un grosor de 1 cm. y colocamos los trocitos tumbados (viendo la forma de corazón) sobre una bandeja para hornear protegida con papel de horno con suficiente separación para que cuando se expandan no se toquen.
  6. Lo metemos al horno precalentado a 200ºC y horneamos hasta que la masa deje de moverse (unos 15 o 20 min.). Y listas para comer ¡incluso calientes!
SUGERENCIA DE PRESENTACIÓN:
Espolvorear Matcha por encima o hacer un preparado de chocolate de matcha para recubrir las palmeras. Y si lo acompañas con un Matcha Latte tienes la merienda perfecta ;)

Tarta de Galleta María y Matcha


Hoy os proponemos versionar la clásica Tarta de Galletas María con Matcha.

INGREDIENTES:
  • Galletas María un paquete
  • Leche 400 ml.
  • Chocolate Blanco 250gr.
  • Mantequilla 50gr.
  • Té Verde Matcha 15 gr.

PREPARACIÓN:
  1. Calentar 200 ml. de leche y mezclar con 10 gramos de Matcha, añadir el chocolate y la mantequilla mientras se sigue calentando para derretirlos (remover hasta que se espese la mezcla).
  2. En otro recipiente mezclar 200 ml. de leche con 5 gramos de Matcha hasta que el color quede homogéneo. Moja las galletas hasta que que reblandezcan y colócalas en una bandeja o molde una a una hasta crear una primera capa.
  3. Vierte el chocolate de matcha hasta cubrir todas las galletas creando una segunda capa, ahora vuelve a mojar más galletas para crear una tercera capa de galletas y vuelve a cubrirla con chocolate y así sucesivamente (ten en cuenta que la última capa sea de chocolate).
  4. Esperar a que enfríe y desmoldar.

SUGERENCIA DE PRESENTACIÓN:
Cuando lo desmoldes puedes terminar de cubrir con chocolate matcha toda la tarta y decorar la parte superior con Matcha espolvoreado, virutas de chocolate negro o nata.

Crème Brûlée de Té


¿Quién se resiste a una Crème Brûlée, sobretodo si es de té? Os dejamos con la receta:

INGREDIENTES
PREPARACIÓN
  1. Precalentar el horno a 150ºC. Mientras calentamos en una cacerola a fuego lento las 2 tazas de nata para montar, el vaso de leche y el té hasta que aparezcan las primeras burbujitas (5-10 minutos). Recuerda sacar el filtro o colar el té.
  2. En otro bol batimos las yemas con el azúcar hasta que quede bien mezclado y añadimos el preparado anterior poco a poco mientras batimos. 
  3. Rellenamos 4 cuencos individuales aptos para el horno y los ponemos en una bandeja con profundidad porque vamos a llenarla con agua caliente hasta cubrir 2/3 los recipientes individuales para hacerlo al baño maría en el horno durante 50 min. No debe quedar líquido ni demasiado compacto (que al moverlos tiemble).
  4. Cuidado al sacarlo del horno para no quemarte con el agua. Una vez fuera del horno se deja enfriar hasta que al tocarlos no quemen (unos 30 minutos).
  5. Antes de servirlo, espolvorea una fina capa de azúcar por encima de forma homogénea y caramelizar con un soplete de cocina hasta que quede una capa crujiente (no acercar el fuego demasiado para evitar quemarlo).

SUGERENCIAS DE PRESENTACIÓN
Hacer crujir la capa caramelizada y espolvorear con fideos de colores.


Bundt Cake de Matcha


Aquí la receta de bizcocho tipo Bundt de Matcha y cobertura de chocolate!!

INGREDIENTES:
  • Harina 180 gr.
  • Matcha 20 gr.
  • Leche 200 ml.
  • Mantequilla 100 gr.
  • Huevos 2 unidades.
  • Levadura 1 cucharada.
  • Azúcar u otro edulcorante 200 gr.
  • Sal 1 pizca.

PREPARACIÓN:
  1. Mezclamos en un bol el azúcar con la mantequilla reblandecida a temperatura ambiente, añadimos un huevo y lo batimos hasta que se mezcle bien, luego hacemos lo mismo con el otro huevo para que la masa quede homogénea.
  2. Añadimos a la mezcla anterior la harina, el té verde Matcha en polvo, la levadura y la pizca de sal todo ello con tamizado con un colador y se bate suavemente.
  3. Una vez todo bien mezclado se va añadiendo poco a poco la leche mientras seguimos batiendo hasta que la masa quede lista.
  4. Se pasa a un molde para hornear previamente untado de mantequilla para que luego sea más fácil de desmoldar, lo cubrimos con papel de aluminio y se mete al horno precalentado a 180ºC durante una hora aproximadamente (para confirmar que está hecho hacer la prueba del palillo, si sale manchado dejar un poco más de tiempo).
  5. Antes de desmoldar dejar enfriar a temperatura ambiente durante unos 10 minutos. Si lo vas a cubrir con cobertura de chocolate por encima asegúrate que esté completamente frío el bundt cake.
SUGERENCIA DE PRESENTACIÓN:
Cubrir con chocolate y decorar con rodajas de frutas frescas, flores y/o frutos secos. Si te animas a hacer un bundt cake tipo marmol simplemente debes hacer dos masas de diferente sabor (por ejemplo chocolate y matcha y a la hora de poner en el molde llenar la mitad con un sabor y la otra mitad con el otro y luego diburjar circulos con una espátula).


!!Qué pinta más TÉliciosa!!

Transforma tu juego de té en una lápara!


El comienzo de año ayuda a hacer limpieza profunda... pero a veces da pena deshacerse de cosas. ¿Qué tal si las reciclamos? Por ejemplo, si hay un juego de té algo gastado por dentro o que ha perdido la mayoría de sus tazas pueden transformarse en un pie de lámpara muy original. Y si sois mañosos podéis incluso reparar algunas piezas mediante la técnica japonesa del kintsugi. ¿Qué otras ideas se os ocurren?

Roscón de Matcha


Cada vez son más las pastelerías que se animan a hacer "Roscón de Matcha" puedes hacer el roscón tradicional y rellenarlo con nata de matcha o bien hacer el bizcocho del roscón con matcha! Aquí te ponemos la receta para hacer la masa del roscón con Matcha...

Ingredientes:
  • Harina 350 gr.
  • Levadura 25 gr. 
  • Leche 125 ml.
  • Azúcar, Stevia u otro edulcorante al gusto.
  • Mantequilla 75 gr.
  • Yema de Huevo 2.
  • Clara de Huevo 1.
  • Matcha 15 gr. 
  • Sal una pizca.
  • Agua de Azahar 2 cucharadas.
Preparación:
  1. Mezclamos en un bol la leche tibia (ni fría, ni caliente) con la levadura y los polvos de matcha, dejamos reposar durante 15 minutos en un sitio cálido.
  2. En otro recipiente tamizamos la harina y hacemos un hueco central (allí ponemos el azúcar y lo mezclamos con el preparado que hemos dejado reposando, añadiendo a su vez algo de la harina que lo rodea hasta conseguir una textura de papilla). 
  3. Añadimos una yema de huevo, la sal, la mantequilla y el agua de azahar. Y mezclamos  hasta incorporar toda la harina restante.
  4. Espolvoreamos un poco de harina sobre la mesa para preparar la zona de trabajo y también en las manos. Volcamos la masa anterior y empezamos a amasarla durante 2 minutos, después dejamos reposar la masa unos 10 minutos y volvemos a amasar dándo forma de bola hasta que tome una textura ideal y casi no se pegue a la mesa.
  5. Ahora embadurnamos un recipiente hermético grande con mantequilla o aceite de oliva para evitar la masa y dejamos reposar en un sitio cálido hasta que la masa doble su tamaño.
  6. Posamos la masa sobre la mesa y amasamos unos segundos para quitarle el aire. Volvemos a hacerle una bola pero esta vez doblando hacia dentro varias veces mientras la giras y la volvemos a dejar reposando en el bol unos 15 minutos. 
  7. A la masa ya reposada le practicamos un agujero en el centro simplemente con los dedos hasta que tenga forma de roscón (intenta girarla un poco en el aire para que estire mejor). Y la ponemos en una bandeja del horno con papel de hornear (si lo prefieres ponle un aro central engrasado para asegurarte que el agujero central queda bien definido).  
  8. Batimos un huevo (con su yema y su clara) para pincelar la masa y evitar que se agriete o seque mientras reposa en un sitio cálido hasta doblar su tamaño.
  9. Volvemos a pincelar con el huevo batido y añadimos la decoración (almendras, frutas, etc.). Ah! Y que no se nos olvide meter el detallito y la haba!
  10. Ahora ya está listo para meter en el horno precalentado a 160ºC con calor arriba y abajo por unos 25 minutos o más (cuando el roscón esté bien dorado). Lo sacamos del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar el aro central.

Sugerencia de Presentación:
Una vez frío espolvorea unos pocos polvos de matcha, realiza dibujos con sirope de matcha o rellenar con nata de matcha.

¡El día de Reyes con este roscón va a ser muy especial!

Reutiliza Hojas de Té como Bálsamo Reparador


Las hojas de té usadas sirven como bálsamo para calmar las irritaciones de la piel, simplemente aplica las hojas húmedas directamente o si te parece más cómodo empapa bolitas de algodón en té frío en la zona con molestias, además de alivio ayudará a desinflamar y parar hemorragias. Aplicaciones:
  1. Parar hemorragias de pequeños cortes provocados por el afeitado o la depilación, pinchazos de agujas, cortes de papel, etc.
  2. Reducir el dolor de la piel irritada por picotazo de bichos, plantas venenosas, reacciones cutáneas o rascarse con fuerza.
  3. Aliviar la sensibilidad en los pechos de las embarazadas o lactantes. En este caso el té puede estar calentito (pero sin quemar) o frío según preferencias.
  4. Calmar el ardor de quemaduras leves externas, cuanto más frío el té mejor y si es una parte que se puede sumergir en la taza de té con hielos el dolor desaparecerá antes.
  5. Trata los granos, forúnculos, ampollas o verrugas con hojas de té húmedas y aún calientes, ponlo sobre la zona afectada por unos 20 minutos o más.
Si os interesa conocer otros cuidados de la piel con té os animamos a leer otra entrada haciendo clic aquí.

Mariposas en tu taza de té


Decora las tazas de té con mariposas en 3D y si además eres de los que usan filtros de papel te servirán para evitar que el hilito se escurra dentro de la taza. Os dejamos una plantilla del dibujo de una mariposa, pero si sois muy manitas os podéis inventar la vuestra propia y no sólo de mariposas también con otros animales, flores o figuras.


Es genial para sorprender a los invitados... pero también para mimarse uno mismo cuando nadie nos ve!

Trucos para enfriar IceTea al instante


El calor, los viajes y las visitas inesperadas hacen necesario poder enfriar el té rápidamente, por eso os dejamos estos trucos para hacer IceTea en menos de 5 minutos:

1. Enfriar con Papel Mojado
Simplemente envuelve la botella o jarra con papel (también vale una tela) empapado de agua y mételo en la nevera (no en el congelador) y en menos de 5 minutos tienes IceTea para todos. Así se distribuye mejor el frío por toda la superficie y además el papel mojado enfría antes (porque el agua es mejor conductora de la temperatura que el aire) y según la termodinámica "dos sustancias con diferentes temperaturas alcanzan el equilibrio térmico entre ellas".

2. Enfriar con Sal
Sólo necesitas un bol lleno de agua, hielo y sal. Mete la jarra o botella con IceTea y guárdalo en la nevera y en 2 minutos ¡ya está helado! (sin nevera tarda un poco más, unos 4 minutos). Esto se debe a la reacción endotérmica, la sal para disolverse en el agua necesita energía que tomará del elemento más caliente (en este caso nuestro té) dejándolo frío y al estar rodeado de hielo se enfría aún más porque el hielo también toma el calor de la botella para derretirse. 
  

3. Enfriar con Macetas
Es una forma ecológica de improvisar una nevera. Necesitarás 2 macetas de barro sin esmaltar (es necesario que el material sea poroso) de diferentes tamaños y arena. Coloca la maceta grande en la zona más fresca, más ventilada y menos húmeda de la casa/oficina (suele ser en el suelo, lejos del sol, en una zona con sombra y aire constante), llénala con arena hasta que el al introducir el tiesto más pequeño ambos bordes queden a la misma altura o en todo caso que el pequeño no sobresalga casi nada. Termina de rellenar el espacio entre ambas macetas con arena presionando para que quede lo más compacta posible y mójala muy bien pero sin encharcar (la maceta grande mejor si también se moja, pero la pequeña no debe llenarse de agua ni arena). Ahora ya puedes poner en la maceta pequeña aquello que quieras enfriar dejándolo cubierto con un paño humedecido (eso sí, igual tarda más de 5 minutos, sobretodo si has elegido macetas muy grandes). Como ya hemos dicho antes, es ciencia, en este caso el agua toma la energía del calor para evaporarse y la arena sirve de masa térmica al enfriarse con el agua. El funcionamiento es el mismo que el que usa nuestra nevera convencional.


4. Enfriar Previamente los Vasos
Es menos sorprendente que las anteriores pero no está de más contarlo aquí. Si nos da tiempo podemos poner los vasos salpicados de agua en la nevera antes de su uso y si nos ha pillado de improviso simplemente los llenamos con cubos de hielo antes de servir para que vayan enfriando las tazas (truco: si son hielos de té o fruta congelada evitará que se agüe) y en el momento de llenar con té hará que se enfríe casi inmediatamente. Más trucos para tu té aquí.


Esperamos haber aportado nuestro granito de arena para que los días de calor se pasen mucho mejor. 

Té Helado Sin Calentar Agua


Muchos me comentáis que os gustaría tomar el té helado, pero que os da calor calentar el agua... Así que os dejo un truco para hacerlo directamente en agua sin calentar: simplemente vierte agua fría sobre las hojas de té y déjalo infusionar más tiempo que cuando el agua está caliente (entre 30 minutos a 2 horas).

Y no tengáis miedo que esta forma de hacer Ice Tea también hace que salga todo el sabor, conservando vitaminas y todas las propiedades.

CONSEJOS


- Mejor si ponemos un poquito más de té por taza que cuando se hace con agua caliente (Por ejemplo 2 gramos por cada 150 ml. de agua).

- Para saber si está listo nos podemos guiar por el color aunque lo más fácil es probar un poco y si no tiene suficiente sabor dejarlo un poco más. A modo orientativo recomendamos los siguientes tiempos máximos según las diferentes variedades de té: para el té verde 30 minutos, para el resto 1 hora (té negro, rojo, oolong) y el té blanco puede estar hasta 2 horas.

- Se puede dejar infusionando en la nevera directamente, pero entonces habrá que dajarlo un poco más de tiempo (cuanto más fría el agua más habrá que alargar el tiempo de infusionado), como máximo 10 minutos más extras para evitar que amarge.

- Si la infusión es de frutas, rooibos u otras plantas que no sean del té (Camelia Sinensis), el tiempo de infusionado se puede alargar que no va a afectar en el sabor resultante final. Por ejemplo puedes dejar infusionando el rooibos toda la noche en la nevera para al día siguiente tener té helado listo para tomar.

- Si lo quieres tomar dulce es mejor añadir el edulcorante desde el principio (junto a las hojas), aunque también se puede hacer en cualquier fase de la preparación, incluso en el último momento justo antes de beberlo.

- Se puede infusionar sin necesidad de filtros y luego colarlo pasado el tiempo recomendado y si lo hacéis con filtro mejor que sea el doble de grande que la cantidad de té puesta.

- Y si queréis darle textura podéis echar agua con gas, tónica o gaseosa (+info aquí) o una bola de helado (+info aquí)... Además podéis añadir cubitos de té para darle más frescura entre otros trucos para no aguar el té... y en el post tés de verano os recomendamos sabores que quedan muy ricos en frío!

Podéis completar este post con otras formas de preparar Ice Tea en la entrada "Tres maneras de hacer Té Helado".

La Belleza de las Cicatrices en el Mundo del Té


Todos hemos roto algo alguna vez en la vida... y nos ha dado mucha pena tener que tirarlo. Por eso os presentamos el "kintsugi" (金継ぎ) o "kintsukuroi" (金繕い), esta técnica japonesa consiste en reparar con oro, así no sólo conseguimos que recupere de nuevo su uso, sino que a su vez nos hace ser capaces de ver la belleza también en la reconstrucción, por eso no se trata de ocultar por dónde se ha roto, sino todo lo contrario, consiste en hacerlo más visible.

Esta forma de reparación se podría catalogar dentro de la filosofía "Wabi-Sabi" (侘寂) pues encierra la magia de ver las cicatrices como algo bonito, algo que lo hace único. Los objetos inertes parecen que cobran vida a través de los daños, transformaciones e imperfecciones que van sufriendo en su recorrido, tienen sus historias y en cierta forma su propia alma, lo que hace que tenga más valor que una pieza que nunca se haya dañado. Las anomalías y cicatrices que surgen durante el camino, es lo que construye, lo que hace que tenga una belleza que evoluciona y sobretodo lo que hace inimitable al objeto.

Para nosotros, cada vez que sale un producto de nuestra tienda sentimos que empieza su recorrido y nos encanta cuando nos enviáis fotos y vemos lo "felices" que están... sabemos que son especiales y algunos hasta se convierten en un lindo gatito de verdad como este set de gatos (je, je, je).


Dentro de la filosofía "Wabi-Sabi" se encuentran otras artes como el ikebana (arreglo floral), los jardines zen, los bonsais, los haiku (poesía breve), Honkyoku (música de los monjes zen)... y también la ceremonia del té "Chanoyu". Esta forma de pensamiento hace que nos fijemos en la belleza de las cosas cotidianas y su fugacidad, apreciar lo que nos rodea aunque aparentemente sea sencillo, rústico o imperfecto y aceptar el paso del tiempo evidenciado en su envejecimiento, pátina, desgaste o arreglo visible como algo precioso; porque nada dura, nada está completado y nada es perfecto.

Para que podáis entenderlo mejor, podemos tomar como ejemplo el crecimiento de la naturaleza que a pesar de su entropía es capaz de embelesarnos, su constante cambio crea una belleza impermanente (las olas del mar, las nubes el cielo... aparecen y desaparecen y aunque parezca que se repiten ninguna es igual a la otra) y la evidencia de su desgaste nos trasmite la serenidad que aparece con los años (los cantos rodados, el musgo de los árboles, etc.).

En el "Taller de Matcha" me gusta destacar cómo los japoneses son especialmente sensibles para ver la belleza en los movimientos cotidianos de la vida como por ejemplo en la ceremonia del té "Chanoyu" que consiste básicamente en observar a alguien preparar el té. Es una belleza impermanente que dura sólo mientras se está haciendo el ritual, ninguna cámara de vídeo será capaz de atrapar las sensaciones vividas...

Os animamos a apuntaros al siguiente taller gratuito de "Matcha", a las 17:30 horas en nuestra tienda de la calle Río Ulla 9 (metro Pueblo Nuevo). Son totalmente gratuitos y no hace falta que tragais nada, sólo indicarnos cuántas plazas queréis y recibir respuesta confirmando reserva. Puedes hacerlo a través de nuestras redes sociales, por email a iLoveTeaCompany@gmail.com o en el teléfono 913683839.

El té inspira arte


NOTA: Con motivo de la Semana Santa abrimos sólo hasta el miércoles 23. El lunes 28 de marzo volvemos a abrir como siempre.

Mirad que idea ha tenido esta artista de dibujar sobre bolsitas de té usadas. La autora se llama Ruby Silvious y ya lleva dos proyectos con esta técnica: "363 Days of Tea" (363 Días de Té) y "52 Weeks of Tea" (52 Semanas de Té).

Con ello sentimos la omnipresencia del arte en cualquier soporte y su capacidad de devolverle la vida a los objetos olvidados o usados. Os dejamos con algunas de sus obras...








¿Os animáis a hacerlo en Semana Santa? Y si es con niños será ¡más divertido!

Ideas para tu Tea Party


Aportamos ideas para decorar tus fiestas y celebraciones como lo haría un "Tea Lover". Algunas son muy fáciles y otras más elaboradas... pero todas van a divertir a tus invitados!

Para alegrar el "Momento Té" del postre se nos ocurren galletas con forma de bolsitas de té o tartas con forma de tetera para acompañar una buena taza de té...


También se podrían poner tazas desgastadas o un poco rotas para sustituir las luces de Navidad o dar un ambiente más cálido.


Y si eres muy apañado puedes montar un centro de mesa con teteras, tazas, flores de Navidad, piñas de pino... y pastelillos.


¡Estas Navidades ya tenemos con qué dar rienda suelta a nuestra imaginación!

Repara tus uñas con té


El agua del mar, la piscina... vuelven más frágiles nuestras uñas, pero es con el buen tiempo cuando más las lucimos y nos ponemos sandalias. Todos sabemos que es un trabajo volver a hacerse la manicura completa sólo por una uña que se nos ha roto. Pero aquí también viene el té al rescate.


Para recomponer una uña rota parcialmente, recorta un trozo de bolsa de té usada y ponlo sobre la uña dañada a modo de tirita (como en la imagen), cubre toda la uña con una capa de laca transparente o directamente el color que prefieras y listo! Además, evitaremos que se nos vaya enganchado por todas partes.

Consejos:

  • Si se te mueve el trocito de papel puedes fijarlo con un punto de pegamento líquido.
  • Una vez seca la primera capa de laca, lima un poco la uña antes de poner la última capa.
  • A la hora de quitar el esmalte hay que poner especial cuidado en la uña reparada para no romperla del todo y así poder repetir la operación.

Como veis el té nos saca de muchos apuros, ja, ja, ja... Así que no sólo no tires las hojas de té, sino que también es útil guardar las bolsitas de té.

Trucos para No Aguar el Té Helado


Preparar "Té Helado" es tan sencillo como echar cubitos de hielo a nuestro té habitual, tal y como hizo Richard Blenchyden (al que se le atribuye el mérito del Ice Tea),  pero si no nos lo vamos a tomar enseguida quizás sea interesante conocer los siguientes trucos para evitar que se nos agüe:

  1. Cubitos de hielo con el mismo sabor que nuestro "Té Helado" o al menos del ingrediente principal, por ejemplo hacer cubitos de té verde. Así al deshacerse no nos agua el té. También podéis hacer cubitos de otros sabores para darle un toque a nuestro té a medida que lo bebemos, por ejemplo cubitos de hielo de infusión menta.
  2. Congelar trozos de frutas, por ejemplo uvas, moras, frambuesas, así nos enfrían la bebida y queda más vistosa.
  3. Gominolas congeladas, hacen el mismo efecto que con las frutas, pero dan un toque más divertido.
  4. Enfriar el té con bolas de helado! Nos gusta mucho la combinación "Té Negro Earl Grey" con "Helado de Vainilla" o "Rooibos Chocolate" con "Helado de Limón".
  5. Añádele burbujas al Ice Tea con agua con gas, tónico o gaseosa muy fría.
  6. Prueba también el té helado con leche vegetal o animal fresquita. Por ejemplo el clásico "Té Negro English Breakfast" con cubitos de hielo de leche y un chorrito de leche condensada o nuestro preferido el "Matcha Latte".
Tenemos varias recetas para hacer "Té Helado" publicadas por si necesitas más ideas: "Té Verde Frío con Arándanos", "Té Helado Antioxidante", "Ice Tea Multivitaminas", "Té Energizante Frío", "Rooibos para Deportistas", "Bebida de Té Refrescante", "TinTÉ de Verano" o "Batidos de Té".

Y si lo que quieres es la versión más fría... haz tus propios polos de té o helado de Matcha (también puedes crear helados de otros sabores sustituyendo el Matcha por una infusión muy concentrada de tu té favorito).

Jabones de Té Caseros #DIY


Como ya comentamos en la entrada "Beneficios del Té en la Piel", el té es muy bueno para cuidar la piel, hidratarla y protegerla así que lo hace ideal como ingrediente en jabones. No tires las hojas de té después de disfrutar de un buen "Momento Té" pues los vamos a aprovechar para hacer "Jabones Caseros de Té" para todo el año e incluso para regalar.

Ingredientes:

  • Como base podéis elegir entre glicerina natural más aceite (de oliva, coco...) o manteca (de Karité, Cacao, etc.).
  • Hojas de té naturales ya usadas (de una variedad o mezclar diferentes tés).
  • Leche de almendras, miel y/o zumo de limón recién exprimido (opcional).

Elaboración:

  1. Derretir la base seleccionada (glicerina + aceite o manteca) al baño maría o en el microondas (30 segundos a media potencia).
  2. Añadimos las hojas de té al líquido resultante y removemos para que quede repartido de forma homogénea. Si se desea se puede añadir también la leche de almendras, miel y/o zumo de limón y se vuelve a mezclar bien.
  3. Cuando esté un poco más frío, pasar a un molde previamente pulverizado con un poco de alcohol para evitar que se formen burbujas. Una vez solidificado ya está listo nuestro jabón casero.

Sugerencias de presentación:

Podéis poner en un barreño y luego cortar en trozos más manejables (antes de que solidifique del todo) o directamente utilizar moldes con el tamaño y forma deseado. Y si sois muy manitas animaros a hacer creaciones...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...